viernes, 6 de enero de 2012

Edgar Ramírez, a un paso de matar a Bin Laden


El astro venezolano Edgar Ramírez ya ha mostrado sobradamente sus habilidades con un arma en la mano, sin que le tiemble el pulso, pero ahora lo hará justamente en el campo opuesto. El protagonista de la miniserie sobre el terrorista "Carlos" se convertirá en uno de los militares norteamericanos que acabó con la vida de Osama Bin Laden en la película que preparan la realizadora Kathryn Bigelow y el guionista Mark Boal, y que ha generado una fuerte polémica política, no por el hecho de si era o no lícito asesinar a un desarmado terrorista, que en eso republicanos y demócratas parecen estar de acuerdo, sino en cómo Boal recopiló la información sobre la operación de los Navy Seal.

Deadline, que avanza las negociaciones con el actor venezolano, sostiene que también se negocia la presencia en el elenco de Jessica Chastain y Mark Strong, quienes se sumarían a los previamente contactados Jason Clarke, Joel Edgerton y Chris Pratt.

La carrera de Ramírez quedó definitivamente encarrilada con el éxito crítico y popular de la miniserie francesa "Carlos", de Olivier Assayas, y su resumen en forma de película, y desde entonces ha participado en dos películas de la saga "Furia de titanes", otra en Colombia "Saluda al diablo de mi parte" y su nombre se ha relacionado con varios otros proyectos. El último, pendiente de confirmación, sería la nueva entrega de la franquicia "Star Trek". El pasado diciembre se informó de que el venezolano sería el favorito para asumir el papel del "villano" en el film que prepara J.J. Abrams, originalmente destinado al boricua Benicio del Toro. Es posible que haya cierta colisión de calendario entre este proyecto y el de Bin Laden, ya que el primero también estaba previsto para la primera mitad de 2012.

El actor caraqueño acabó 2011 protagonizando al lado de Juliette Binoche la película francesa "Un singe sur l’épaule", que se filmó entre el país europeo y la Argentina. Por el momento no tiene asegurado ningún otro papel para el año recién iniciado.

La gestación del largometraje sobre el asesinato de Bin Laden está siendo larga y polémica, desde que se anunció poco después de que se produjera el año pasado el ataque de los soldados estadounidenses a la residencia del líder terrorista en Pakistán, aunque ya antes Bigelow y Boal preparaban otro proyecto justamente sobre previos intentos frustrados de acabar con su vida.

El congresista republicano Peter King acusó meses atrás a los ganadores del Oscar por "En tierra hostil" de contar con información privilegiada y secreta sobre la misión para eliminar a Bin Laden, de parte de la Administración Obama, y el Pentágono estaría llevando a cabo una investigación interna para comprobarlo. Algo que no cambia por el momento los planes de producción de la cinta, que debería llegar a los cines norteamericanos el 19 de diciembre de este año. Algunos medios especulan sobre un inicio de rodaje el mes próximo, para esta película que sigue sin título oficial.

(Fuente)