martes, 15 de abril de 2014

Cine colombiano reciente

por Gonzalo Restrepo Sánchez

¿Hacia dónde va el cine colombiano? ¿Puede ser renovador y a la vez 'mainstream'? ¿Puede y quiere competir con la industria pesada no de Hollywood, sino de otros países de América latina? ¿Qué dicen los creadores? ¿Y los cinéfilos? Tras el reciente festival internacional de cine de Cartagena de Indias donde se pudo observar el centelleante cine colombiano, pienso que podemos afirmar hoy día (ya lejos del cine de Gustavo Nieto Roa, Lisandro Duque, Ciro Durán, Camila Loboguerrero, Luis Alfredo Sánchez, Julio Luzardo, etc., etc.) dos semblantes importantes, y, tomo como referencia a dos películas colombianas estrenadas este año:


El primer aspecto se puede identificar a través de la cinta “Manos sucias” (2014) del cineasta Josef Wladyka, ambientada en la pobre Buenaventura del Pacífico colombiano. Si bien la película toca el tema del narcotráfico, la música ancestral de la región, su paisaje natural, el acertado casting de dos hermanos en la búsqueda del sueño perdido, y un montaje elíptico propio de las películas de acción; nos permite aseverar que estamos ante una buena película. Si bien plantea en su discurso una cuestión local —y real—, su condición de un “cine ágil” la distingue.

“Manos sucias” es de esas películas de la cuales no se puede escribir mucho, pues se cometería “spoiler”. De todas formas la idea central, parte de dos hermanos que deciden ir más allá de sus posibilidades de riesgo y ascenso en la vida, y aunque el narcotráfico evidentemente fue una opción exitosa para ello —no lo es para muchos otros colombianos—. 

En lo estrictamente cinematográfico, el ritmo de “Manos sucias” no decae en ningún momento, logrando un timing perfecto en todo el relato. Algo que no se observaba hace rato en este tipo de cine colombiano reciente. Se percibe además en esta cinta, el oficio del cineasta, aunque no tenga mucho que mostrar. Así que con actores que parecen venir de la vida misma (si bien tienen estudios de actuación), ofrecen la garantía de una historia verdadera, aunque en los créditos no se diga nada al respecto. 


El segundo aspecto lo podemos dilucidar a través de la película “Tierra en la lengua” (2014) de Rubén Mendoza, un cineasta colombiano que se dio a conocer por "La sociedad de semáforo" (2010). Pero antes de analizar y considerar su reciente filme, es pertinente señalar respecto a “La sociedad del semáforo” que es una interesante historia sobre seres marginales para hablarnos de esa jungla del asfalto que es la capital colombiana, aunque igualmente plantea todo un tratado sociológico sobre el tema de marginalidad. Ahora, con base en esto, podemos escribir que es una de las mejores películas colombianas al respecto.

Con "Tierra en la lengua" (gana el “India Catalina”  a la mejor película este año en el festival de cine de Cartagena de Indias) el cineasta nos introduce un personaje mayor, cascarrabias que orienta su destino y el de sus nietos a su capricho. En este contexto, la película plantea los antojos de quienes luchando contra su propia voluntad, seducen con mucho artilugio que en la vida siempre se hace lo que uno quiere. Esa propuesta de las decisiones personales porque yo soy así y bien “verraco”, muestra también rasgos de ese patriarcado que en muchas familias colombianas se da, precisamente por una sociedad machista.

Por lo demás, una historia lineal si se quiere, pero que en manos del personaje protagonista —caracterizado por Jairo Salcedo— aduce que mientras agonizo, yo mando. Y es que esta historia patriarcal, majestuosa —aunque sin solemnidad—, bien nos remite a muchos otros personajes del cine y la literatura, sobre todo cuando la muerte no está de vacaciones. Y si se quiere leer "Tierra en la lengua" en este sentido, pues resulta una reflexiva historia de no temerle a la muerte. 

Así que al confrontar y comparar estos dos semblantes a través de estas dos películas desde el punto de vista de cine de autor, se puede identificar y contrastar —si se quiere— el cine colombiano reciente. Por un lado el llamado “autor independiente” —que no da un peso en la taquilla—, pero sí para mostrar más en festivales de cine (“Mambo cool”, “Monte adentro”, “Marmato”, etc.) y que de pronto algunos cineastas se esfuerzan demasiado en ello, logrando su propósito. La esencia de este tipo de cine es identificarlo al instante, que tenga la capacidad de hacernos asociar a una especie de microcosmos, mediante signos, sin tener que ser justamente a un cineasta.  

Yo diría además que con cámara en mano, planos largos y silenciosos, ausencia de música en momentos específicos, poco montaje y cambios de plano. Todo esto en su conjunto, logra colocar al espectador en un mundo real, donde los acontecimientos no se desarrollan como fotografías que cambian desapaciblemente, sino donde los ojos de la cámara —que ve y es el dedo que señala— se mantienen bien abiertos y absorben los momentos como realmente son: largos y angustiantes, perennes y a veces tediosos.

Y está ese otro cine de autor, que si bien no pierde su condición del llamado “neorrealismo”, tiene la garantía que además de un cine con cámara y mano firme, llega más pronto a las salas de cine nacional e internacional. Ninguno de estos dos tipos de cine aquí enunciados fastidia en la medida en que los chiches a los que estamos acostumbrados, están fuera del alcance de los cineastas, más próximos a mostrar sus puntos de vista con personalidad y atributos propios, aunque auxiliados casi siempre financieramente (Ibermedia, Proimágenes, etc.).

 
Pero ese cine colombiano que no es independiente y mucho menos cine de autor, lo verificamos en la película “Secreto de confesión” (2013), de Henry Rivero —uno no sabe si esta película es venezolana o colombiana—, aunque si bien, se aproxima a ese cine “mainstream” (convencional) y que el cine latinoamericano cada vez se aleja más de él; aun en las coproducciones ha tenido la suerte esquiva.
  
De todas formas si bien la idea de la película “Secretos de confesión” resulta sugestiva —un sicario le dice a un sacerdote en una confesión que va a ser asesinado por él—, el filme se diluye en la intriga secundaria y unos diálogos que a veces quieren explicarlo todo. Además, de tanto salto espacio temporal en el relato —su aspecto menos favorecedor—, de pronto algunos criterios de peso dramático en el guión no sobresalen si bien el hilo conductor es una confesión sincera —aunque suene a tautológico— de parte de un sicario (Marlon Becerra).

Y es que la cinta es un thriller psicológico, que deviene en una dialéctica sobre el bien y el mal —a través de dos personajes— en medios corruptos, que de pronto ya no sorprende al espectador colombiano atosigado sobre este tipo de temas. Lo mejor a mi juicio es la fotografía  que logra dar tono a escenas propias del thriller, aunque el guión cae en sus dos tercios finales. Ya lo dice Robert McKee: "si quiere escribir un buen guión, lea la "Poética", de Aristóteles. 

Conclusión: que estén donde quieran los cineastas colombianos y su forma de “ver” el cine, falta además mucha cultura de marketing cinematográfico y sobre todo en esta época del cine digital. “Dado que el papel de la empresa es crear clientes, sus dos únicas funciones esenciales son el marketing y la innovación” (Peter Drucker).
 
Leer más...

martes, 8 de abril de 2014

Conoce un poco más a...: Carlos Daniel Malavé


Después de casi 2 años… como pasa el tiempo de rápido… reanudamos esta sección y lo hacemos con el director y productor venezolano Carlos Daniel Malavé.

Nacido en Carcas en 1969. Después de estudiar Cine y Publicidad, rueda diversos cortos, anuncios y videos musicales. En 2007 realiza su primera película, Por un polvo, con una gran aceptación de público. A partir de ahí estrena Las caras del diablo (2010), Último cuerpo (2011) y La pura mentira (2012). En este 2014 estrenará Las caras del diablo 2.

Queremos agradecer a Carlos Daniel su amabilidad y disposición con nosotros y desearle suerte con su futuro estreno y proyectos.


1. ¿Que te motivó a ser director?

El cine mismo, desde pequeño me maravilló el mundo del cine, de hecho ya casi adolescente una tía me pregunto que quería como regalo de cumpleaños y yo le dije ir al cine a ver una película para mayores de 14 años, recuerdo que era El veredicto con Paul Newman y para mi fue pasar del cine infantil a un cine más adulto. Cada día me fui "enviciando" más con el cine y llegaba a ver hasta 3 películas por día. Hasta que me dije basta ya de soñar con hacer cine, vamos hacer cine y me matriculé en un escuela. De allí hasta mi primer largo pasaron 12 años. 

2. ¿De cual de tus trabajos estas más orgulloso?

A cada uno le doy una importancia, hasta los que he hecho por encargo, dicen que lo mejorcito que he filmado es Último cuerpo (2011) pero para mi Las caras del diablo (2010) es la que más me ha llenado de orgullo. Fue una película hecha con 20 mil dólares y 7 personas en el equipo técnico, todo el equipamiento de luces y cámara cabía en una camioneta pequeña. Pronto estrenaremos la parte 2 de esta película con mucho más presupuesto.

3. ¿Qué historia sueñas con dirigir?

Me gusta todo tipo de género pero hay una película que escribí hace muchos años cuando estudiaba cine que no la he podido materializar, es un thriller sobrenatural que espero que pronto se haga realidad.

4. ¿Con quién ardes en deseos de trabajar?

Gracias a Dios en Venezuela he podido trabajar con los mejores actores y actrices, con leyendas de nuestro cine y televisión. De Latinoamérica me gustaría compartir una película con Ricardo Darín, de España con Antonio de la Torre y todavía estoy en búsqueda de un director de fotografía como Emmanuel Lubeski o un argentino llamado Lucio Bonelli, con él estuve a punto pero una devaluación me lo impidió.

5. ¿Si no fuera director de cine habría sido…?

Chef.

6. ¿Cuál es tu película favorita de todos los tiempos?

Tengo 3, El padrino, Goodfellas y Cinema Paradiso. 

7. Un director clásico y uno actual

Alfred Hitchcock y Quentin Tarantino.

8. Un actor clásico y uno actual

Un venezolano Miguel Ángel Landa y Antonio de la Torre.

9. Una actriz clásica y una actual

Meryl Streep y la venezolana Elba Escobar.

10. Una película clásica latinoamericana

El pez que fuma (Román Chalbaud, Venezuela 1977).

11. Una película actual latinoamericana

EL secreto de sus ojos (Juan José Campanella, Argentina 2009).

12. Una serie de Tv

Ley y orden en todas sus versiones.

13. Un libro y un escritor

Todo lo que ha escrito Charles Bukowski.

14. Un estilo musical y un grupo o cantante

Rock / Los Beatles
  
15. Un deporte, un deportista y un equipo

Fútbol,  Juan Arango, La Vinotinto (Selección Venezuela de Fútbol)

16. Una comida

La pasta en todas sus versiones

17. Una ciudad y un país

Buenos Aires y Venezuela 

18. Si pudieras viajar en el tiempo ¿a que época y a que lugar viajarías?

A los 60 por toda Latinoamérica 

19. Una virtud y un defecto de ti mismo

Virtud: siempre creo que todo es posible
Defecto: la impaciencia

20. Un sueño por cumplir

Muchísimos! pero el más importante es seguir haciendo películas y seguir viviendo del cine.

Leer más...

martes, 1 de abril de 2014

El cine latino del D'A 2014



Hace pocas horas se ha dado a conocer la programación definitiva de la próxima edición del D’A 2014. Festival Internacional de Cinema D’Autor de Barcelona., que tendrá lugar en la ciudad condal desde el 25 de abril al 4 de mayo.

El cine latinoamericano estará representado por 4 películas y una coproducción. Las cintas se repartirán en tres secciones, Direccions (direcciones), Talents (talentos) y À toute Vitesse. Quizás la presencia más destacada es la del documental argentino Los posibles, dirigido a cuatro manos por  Juan Onofri Barbato y Santiago Mitre, este último director de El estudiante, que ya estuvo presente en el festival.

De la programación no latina hay que destacar la inauguración, que un año más nos llega de Francia, Un château en Italia de Valeria Bruni Tedeschi, la clausura, en este caso española, 10.000 Km de Carlos Marques-Marcet y la retrospectiva al director canadiense Denis Côté.

Pero ahora vamos a desglosar las películas latinas que podremos ver:


DIRECCIONS

O HOMEM DAS MULTIDÕES (2013) de Cao Guimarães y Marcelo Gomes (Brasil)


Juvenal, un conductor de trenes algo pusilánime, lleva una vida disciplinada y austera y pierde su tiempo libre disolviéndose entre la multitud de una ciudad abarrotada y arisca, cuando ve alterada su rutina por una invitación inesperada de su atractiva supervisora. Ambos, arrastrados por el hastío, inician una ambigua relación donde los pequeños detalles se revelan como grandes conquistas y cruzan su destino en vías, que como los trenes que conduce Juvenal, no parecen llevar a ninguna parte. Rodada en un curioso formato de 3×3 y vagamente basada en una historia de Edgar Allan Poe, fue presentada en la pasada Berlinale y es la primera película conjunta de sus directores.



TALENTS

LOS DUEÑOS (2013) de Agustín Toscano y Ezequiel Radusky (Argentina)


Una familia trabaja cuidando los terrenos de sus patrones, pero cuando éstos no están en casa, la ocupan para divertirse y probar las exquisiteces de la vida acomodada. Hasta que los dueños vuelven a casa para celebrar una boda. La unión hace la fuerza y dos son mejor que uno: Toscano y Radusky presentan una singular ópera prima de marcadas tonalidades de humor negro y situaciones que rozan el absurdo. En la película se enfrentan dos clases sociales inicialmente antagónicas, los cultos y los ignorantes, pero a medida que el filme avanza, se intuye que los extremos acabarán por tocarse. El filme se hizo con una mención especial a su paso por Cannes.


LOS POSIBLES (2013) de Santiago Mitre y Juan Onofri Barbato (Argentina)


Tras El Estudiante, Santiago Mitre colabora con el coreógrafo Juan Onofri Brabato en un proyecto muy alejado de su ficción anterior. En Los Posibles confluyen cine y danza a partir de una pieza homónima que el bailarín dirigía en un teatro de Buenos Aires y que el cineasta decidió inmortalizar en la pantalla. Sin mediar palabra, el filme construye un relato a través de los movimientos y los vínculos de los cuerpos de un grupo de chicos del extrarradio que se encuentran en un espacio abandonado. La cámara se acerca a los bailarines para captar la energía desbordada, el ritmo hipnótico y las dinámicas relacionales que se establecen entre ellos.


MEDEAS (2013) de Andrea Pallaoro (EEUU, Italia, México)


Andrea Pallaoro debuta en el largometraje con esta adaptación libre de la mítica tragedia griega de Virgilio que en esta ocasión se ambienta en una población ganadera del sur de California. Medeas explora la ruptura del núcleo familiar y el inevitable declive de su conjunto a través de un cine contemplativo forjado en silencios que aguardan un terrible desenlace. Su bellísima fotografía le ampara al legado de cineastas como Terrence Malick o Abbas Kiarostami, aunque Pallaoro haya conseguido ya hacerse con un sólido lenguaje que está dando la vuelta al mundo. Medeas ha sido galardonada en un buen puñado de festivales, entre ellos el de Venecia. Encabeza el reparto la actriz colombiana Catalina Sandino Moreno.


À TOUTE VITESSE


SOMOS MARI PEPA (2013) de Samuel Kishi Leopo (México)


Mari Pepa es un grupo de punk-rock formado por adolescentes que durante un caluroso verano ensayan para poder apuntarse a una guerra de bandas. Alex, líder del grupo y epicentro narrativo del filme, no sabe que ese verano va a cambiar su vida para siempre. Insertando pequeñas pinceladas de humor en el guión, la cámara de Kishi Leopo explora las tribulaciones y los placeres que afloran en la adolescencia, despertando ternura y una irremediable sensación de nostalgia en el espectador. Como en los filmes de Isaki Lacuesta o Naomi Kawase, la ficción y el documental se funden para crear algo nuevo y bello que se aferra a la memoria.

Leer más...

jueves, 27 de marzo de 2014

Rubén Mendoza triunfa en el Festival de Cartagena de Indias (FICCI 54)

por Gonzalo Restrepo Sánchez


Rubén Mendoza es un cineasta colombiano que se dio a conocer por "La sociedad de semáforo", una interesante historia de seres marginales para hablarnos de esa jungla del asfalto que es la capital colombiana. Pero es también un tratado sociológico sobre el tema de marginalidad. Ahora, con base en esto, podemos escribir que es la mejor película colombiana al respecto.

Ahora, compitiendo en FICCI 54 con "Tierra en la lengua", gana el “India Catalina” a la mejor película. En esta oportunidad el cineasta nos introduce un personaje mayor, cascarrabias que orienta el destino de sus nieto a su antojo. En este contexto, este buen filme plantea los antojos de quienes luchando contra su propia voluntad, seducen con mucho artilugio que en la vida siempre se hace lo que uno quiere. Esa propuesta de las decisiones personales porque yo soy así y bien “verraco”, muestra rasgos de ese patriarcado que en muchas familias colombianas se da, precisamente por una sociedad machista.

Por lo demás, una historia lineal si se quiere, pero que en manos del personaje protagonista (protagonizado por Jairo Salcedo) aduce que mientras agonizo, yo mando. Y es que esta historia patriarcal, bien nos remite a muchos otros personajes del cine y la literatura, sobre todo cuando la muerte no está de vacaciones.
Leer más...

miércoles, 5 de marzo de 2014

Noticias: Oscar 2014, Parra-Cepeda y un belga en Argentina...

Vamos con una pequeña recopilación de las últimas noticias relacionadas con el cine latino, con especial atención, como es lógico, a los Oscar de Hollywood.


Éxito latino en los Oscar

El pasado domingo se entregaron los premios más reconocidos del séptimo arte, los Oscar, en la que fue la edición número 86 de tan míticas estatuillas. Y como ya se venia oliendo, fue una gran noche para el cine latinoamericano y del mexicano en particular, ya que la última película del director mexicano Alfonso Cuarón se llevó nada más y nada menos que 7 premios de 10 nominaciones. El propio director recibió el de Mejor director (primer latino en ganar este galardon) y el de Mejor montaje (junto a Mark Sanger). Otro de los premiados por la película fue el también chilango Emmanuel Lubezki como Mejor fotografía. El resto de premios que se llevó Gravity fueron Banda sonora, sonido, efectos sonoros y efectos visuales. En otro de los premios destacados de la noche, la actriz mexicana de origen keniana Lupita Nyong’o, fue considerada la Mejor actriz de reparto por su papel en la vencedora de la noche a la mejor película, 12 años de esclavitud.


Angie Cepeda y Andrés Parra ruedan “La semilla del silencio”


Las estrellas de cine colombiano, Angie Cepeda y Andrés Parra (ambos coinciden ya en la serie sobre Pablo Escobar) se encuentran rodando en Bogotá el thriller político La semilla del silencio, opera prima del director Felipe Cano. La historia se centra en María del Rosario Durán, una fiscal de derechos humanos que investiga la complicidad de un alto militar en la desaparición de un grupo de jóvenes campesinos, y es misteriosamente asesinada. Por su parte, un detective llamado Jorge Salcedo, quien trabajaba con ella en el caso, se lanza a la tarea de descubrir quién está detrás del crimen, antes de convertirse (posiblemente) en la próxima víctima. Completan el reparto otras caras conocidas del cine y la televisión colombiana como son Julián Román o Julieth Restrepo.

Geert Van Rampelberg rueda en Argentina

 
El actor belga Geert Van Rampelberg, al cual hemos podido ver hace poco en la película Alabama Monroe, donde tiene uno de los papeles secundarios del filme, se encuentra en Argentina rodando la nueva película del director Diego Martínez Vignatti, una coproducción entre el país latino y Bélgica (como ya fue su anterior película La cantante de tango). La cinta estará coprotagonizada por la actriz Eugenia Ramírez Miori y un elenco de intérpretes debutantes. "Tierra roja" narra la historia de Pierre, un exjugador de rugby que trabaja en Argentina para una multinacional. Allí entrena a un equipo local, su trabajo lo desarrolla con satisfacción y está enamorado de Ana, la maestra del lugar. Todo parece ir bien en su vida, hasta que las acciones contaminantes de su empresa se hacen evidentes y la población se rebela. Confundido, Pierre deberá elegir su bando en la contienda. La película aborda la problemática medioambiental de la exposición de los habitantes de un lugar a los efectos nocivos de los agrotóxicos y a la explotación sistemática de la tierra y del agua.
Leer más...

miércoles, 26 de febrero de 2014

Los bloggers y el cine latino: Antonio GM

Para esta segunda entrevista de la sección que comenzamos el pasado mes y que contó para su estreno con el gran David Amorós del blog Lost Highway Blog, hoy tenemos el enorme placer de contar con Antonio GM del blog Ciudadano Noodles. La verdad es que a través del ciberespacio hace bastante tiempo que nos conociamos pero hace pocas semanas (a pesar de un pequeño trato hace unos meses) pude compartir tiempo y visionados con Antonio, y si ya a través de los blogs me parecía un cinéfilo excepcional, ahora a eso puedo añadir que es una enorme persona y del que puedo enorgullecerme de llamar amigo. Noodles, como es más conocido por internet, es un consumidor voraz de todo tipo de cine y para mi uno de los ejemplos a seguir y uno de mis referentes, y su magnífico blog es una de las visitas obligadas si eres amante del séptimo arte.

Sin más agradecer la colaboración de Antonio y desear sinceramente que nos siga enseñando con la pasión que lo hace, tanto en su blog, twitter o charlas face to face.


¿Cuál es la primera película latinoamericana que recuerdas haber visto?


Haciendo memoria y retornando al pasado, creo que fueron las primeras películas de Emilio “Indio” Fernández. Aquellas con Dolores del Río y Pedro Armendáriz como María Candelaria y Flor Silvestre. Me encantan estos dramas rurales tan potentes. Su dúo con Gabriel Figueroa en la foto es realmente magnífico. Fernández es un buen director pero es más recordado por su rol de actor. Todos nos acordamos de su Mapache en la fantástica obra maestra de Peckimpah Grupo Salvaje. A modo de curiosidad muchos desconocerán que fue el modelo que inspiro el diseño de la estatuilla de los Oscar. Hace ya muchos años que pasaron un ciclo por tv y fue todo un descubrimiento. En definitiva mi primer recuerdo es con el cine clásico latinoamericano.

¿Cuáles son tus películas latinoamericanas favoritas de todos los tiempos?

Uff, hacer una lista es divertido y difícil. Cuando me preguntan cuales son las mejores o favoritas… me empeño en no dejarme ninguna, aunque alguna siempre queda olvidada. En esta ocasión me ha sorprendido los títulos que he ido recordando, son muchos y maravillosos. Sin duda alguna lo más alto está reservado para Buñuel. Genial en todos los aspectos, es difícil elegir un título, aunque me mojo y me quedo con Ensayo de un crimen. Luego hay un buen puñado de directores que me gustan y que tienen algunos títulos imprescindibles. Adolfo Aristarain posee una filmografía magnífica. Martin Hache, Lugares Comunes,… y mi preferida Un lugar en el mundo, que siempre que la recuerdo me emociono. Después estaría Ripstein y todo su universo tan personal en donde destacaría la portentosa Principio y Fin. Y si nos quedamos en México y en un tiempo más actual hay que destacar la irrupción de Iñarritu y su gran ópera prima, Amores Perros. Volviendo al país del “pibe” hay películas que me encantan como: Historias mínimas de Sorín, El secreto de sus ojos de Campanella o Sol de Otoño de Mignogna. Luego está la pequeña gran joya que es Whisky. Una inesperada película que apareció de la nada pero que llegó para quedarse y calar hondo. Por cierto, es curioso como después sus directores se han quedado en nada o en muy poco. Ciertamente extraño tras el “éxito” de este Whisky tan bien destilado. Por último destaco dos películas que bien podrían ser una sola, Tropa de Elite 1 y 2. No me gusta utilizar mucho la palabra obra maestra, tan usada a la ligera en los últimos tiempos, pero las obras de José Padilha lo rozan. Dos portentosas películas, que incluso su segunda parte es capaz de superar a la primera. Y como de momento no hay nada de polémica, ahí lo dejo… Tropa de Élite es bastante mejor que Ciudad de Dios, la buena y algo sobrevalorada película de Meirelles.

Del cine actual, ¿qué país latino crees que tiene las propuestas más interesantes?

Creo que el cine latino está en un proceso de cambio que paulatinamente va logrando dar a conocer otra clase de cinematografías hasta ahora muy desconocidas para el gran público. El país más fuerte creo que ha sido (y es) México. Sin duda de él han salido obras muy importantes en la historia, pero ahora es tiempo de “rebelión” y aparecen películas muy interesantes de prácticamente cualquier país. Últimamente me ha sorprendido gratamente Colombia. Tenemos el ejemplo de la estupenda Retratos en un mar de mentiras, o el acercamiento al thriller USA con Saluda al Diablo de mi parte. Pero creo que México es y seguirá siendo el mejor exponente del cine latino. Fíjate en la magnífica Después de Lucía, ohh. Tal vez sea algo imparcial, ya que tengo una especial debilidad por este país que tanto me enamora.

¿Qué películas “desconocidas” del continente latinoamericano te gustaría dar a conocer a otros cinéfilos?

Bueno, esta es una pregunta para los profesionales sobre cine latino, pero hay ciertos títulos que supongo se desconocen y  realmente son muy interesantes de ver por lo que han sido o por la temática que ofrecen. Hace más de treinta años que se destacó, sobre todo por Cahiers du Cinéma, a un director brasileño de la nueva ola, Glauber Rocha. Posee una filmografía muy interesante con dos títulos tan estrambóticos como excelentes: El dragón de la maldad contra el santo guerrero, y Dios y Diablo en la tierra del sol. También de Brasil, me impactó hace muchos años Pixote de Héctor Babenco. Un director más conocido por El beso de la mujer araña, pero que con esa película mostró toda la crudeza de la delincuencia y cárceles de manera notable. Volvemos a mi querido México y reitero el nombre de Emilio Fernández. María Candelaria es una maravillosa película. Y por qué no una (o dos) de terror. Para eso a uno de los grandes del cine latino de terror, Carlos Enrique Taboada,  con dos títulos excelentes como son Veneno para las hadas y Hasta el viento tiene miedo. 

¿Tus director@s latinos favoritos?

Bueno creo que está casi contestada en alguna pregunta anterior pero la contestaré de dos formas. En el cine latino me quedo con la parte que le toca a Buñuel y con Aristarain. Porque luego hay que diferenciar a aquel que “va a hacer las Américas”. Son unos cuantos los que cogen el avión rumbo a Hollywood en busca del éxito y no todos lo consiguen. Sin duda hay dos nombres imprescindibles, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu.

¿Y actores y actrices?

Uy! Esta es más difícil. Me quedo con lo clásico, Héctor Alterio y Federico Luppi. Sin olvidar a otro grande como Ricardo Darín, aunque debe cuidarse de las producciones que elige porque algunas son francamente malas. En el apartado femenino destaco el momento actual de Martina Gusman que con Trapero ha realizado muy buenas interpretaciones. Y por supuesto no me puedo olvidar de Cecilia Roth.

¿Cuál crees que es el nivel actual del cine latinoamericano?

Emergente pero con matices. Cada vez más asistimos a muchos títulos de los diferentes países latinos. Pero al igual que pasa con las producciones españolas, muchos de esos títulos se quedan sin la gran exhibición debida y es una pena. Salvo el gran o famoso director prácticamente las demás películas se ven relegadas a salas de “arte y ensayo” o directamente ni eso. No hace falta mirar muy atrás para comprobarlo. Después de Lucía sigue inédita en nuestro país. Creo sinceramente que va a costar y mucho que el cine latinoamericano se haga con una cuota de pantalla. Otra injusticia más de la impostura de cines y productores, y por qué no decirlo de cierta parte del público que sigue teniendo prejuicios.

¿Crees que es valorado como se merece en la actualidad o que el público sigue teniendo, prejuicios?

Vaya, me anticipé y la contesté antes, jajaja. Prejuicios muchos no… muchísimos.

En una escala cinematográfica global, ¿cómo estaría situado en tu lista de preferencias e intereses el cine latinoamericano?

No tengo especial preferencia por el cine de algún lugar en concreto. Es verdad que el cine USA acapara todo pero me es indiferente si es de América, Asia, España, etc. Lo importante es ver buen cine. Una vez dentro de la sala, a oscuras e inmerso en la historia, qué mismo da de donde provenga. Una obra maestra es americana, japonesa o brasileña. Recuerdo ver Tropa de Élite con una intensidad tremenda, o emocionarme con los Lugares comunes de Aristarain, etc. Lamentablemente vivo en una ciudad muy paradójica, que se proclama como una de las reinas del cine de nuestro país y luego echamos un vistazo a la cartelera y siempre es lo mismo. No se arriesga, no se apuesta por otros países necesarios. Como espectadores nos estamos perdiendo historias maravillosas. Un ejemplo. ¿Os imagináis no haber visto El secreto de sus ojos? Pues igual pasa con otras tantas historias.

¿Has hablado de cine latino en tu blog?, ¿te gustaría acercarnos algún artículo o post que hayas hecho sobre él?
Sobre cine latino he hablado muy poco. Un tirón de orejas seguro que me gano. Tan solo dos post he realizado: Veneno para las hadas y Después de Lucía, que curiosamente es una de mis entradas más leídas, lo cual quiere decir algo, significa que el público sí tiene interés por ciertas películas y el cine latino. Ah y también sobre una estupenda taquería! Para el que quiera buenos tacos y tequila!

Un placer Daniel. Espero que sigamos disfrutando del buen cine latino que nos viene. Si nos despistamos en algún título ya está este estupendo blog para recordádnoslo. Un fuerte abrazo para toda Latinoamerica y para todos los cinéfilos.
Leer más...

martes, 18 de febrero de 2014

Cobertura Americana Film Fest 2014 (y 2ª parte)



Pues llegamos a la segunda parte de la cobertura que le hemos dedicado a la primera edición del festival Americana Film Fest que ha tenido lugar este pasado final de semana en los Cinemes Girona de Barcelona.

Primero vamos con el comentario de las últimas cuatro películas que pudimos ver y después haremos una pequeña valoración del festival.

IN A WORLD… de Lake Bell


Lake Bell, además de la directora y guionista es la actriz principal de la película. Interpreta a una entrenadora vocal empequeñecida profesionalmente por un padre, desastroso en las relaciones familiares y que es un referente total del doblaje USA. Al elenco de personajes se les unirá una hermana con una crisis matrimonial, una conocidísimo actor de doblaje ególatra y el eterno pretendiente patoso. Todos ellos involucrados en el casting para poner la voz en off del próximo blockbuster de Hollywood. In a world… cuenta con secundarios encarnados por estrellas de la comedia americana (Demetri Martin, Tig Notaro) y cameos como los de Eva Longoria, Cameron Díaz o Geena Davis.

Una de las películas de las que menos esperaba y finalmente la comedia que más disfruté y con la que más me reí. Lo primero que me interesa es el trasfondo en el que se sitúa la historia, el mundo del doblaje de trailers, ya que es un tema que nunca (o casi) había visto tratado en una película. A parte de esto la comedia funciona, y si, no innova en nada y esta muy vista, pero consigue sobradamente su función, hacer reír. Los personajes son divertidos, algunos diálogos son ingeniosos y la historia de amor no es ñoña. En definitiva, disfruté mucho y también se agradece eso, no solo de “obras maestras” vivimos los cinéfilos.

Nota: 7

SHORT TERM 12 de Destin Cretton


Grace (Brie Larson) es una veinteañera que trabaja como supervisora en Short Term 12, un centro de acogida para adolescentes en situación de vulnerabilidad. Cuando ingresa en el centro Jayden, una chica inteligente y con inquietudes, Grace comprende que no puede seguir dando la espalda a los problemas que arrastra desde su propia infancia. El delicado equilibrio entre su vida privada y laboral se ve amenazado y Grace tendrá que encontrar el modo de superar una crisis que la está llevando a una situación límite, pero que también le permite descubrir inesperados destellos de esperanza.

Sin duda la gran decepción del festival, y no por ser mala, que no lo es, si no por esperarme muchísimo más viendo la fama y lista de premios de la que venia precedida. La película esta bien, tiene buenas interpretaciones y algún momento notable pero en general me ha parecido interesante sin más y en muchos momentos me ha recordado a cualquier telefilm de esos que podemos ver un domingo de sobremesa en cualquiera de nuestras televisiones. Y encima el final es decepcionante, por ser demasiado feliz y perfecto, cosa que no creo que vaya con el tono de la película, ¿tan difícil era hacer acabar mal alguna de las tramas?. La realidad es eso, no todo acaba siempre bien.

Nota: 6

UPSTREAM COLOR de Shane Carruth


Nueve años ha tardado Shane Carruth en realizar su segunda película. Tras sorprender con su revolucionaria cinta de ciencia ficción conceptual, Primer, este matemático reconvertido a cineasta vuelve con Upstream Color. En esta ocasión Carruth nos sumerge en un océano de sensaciones y abstracción que va más allá de sus anteriores paradojas espacio temporales.

Película muy complicada, no solo de entender si no también de valorar. La segunda película de Carruth (tras la más que interesante Primer) es una ida de olla, un puzzle visual y sonoro del cual con mucho esfuerzo puedes llegar a trazar una línea argumental (luego está que esta sea correcta), pero que al tener muchas escenas y momentos que realmente te dejan descolocado cuesta llegar a conectar. En todo su primera mitad consigo mantener el interés y mi lucha por comprenderla, pero llega un momento en el que me empiezo a aburrir y que desconecto, ya solo dejándome llevar por sus imágenes y sonidos. Demasiado ombliguista, y eso a mi me molesta un poco.

Nota: 4,5

AIN’T THEM BODIES SAINTS de David Lowery


Un film que se acerca a los terrenos del western y que explica con lentitud, amplias elipsis y narrativa difusa una historia de crimen y amor en los años 70 que resulta estimulante y muy especial. El primer tramo nos muestra los actos que llevarán a nuestro protagonista a la cárcel, con algunos planos inolvidables. Pero la mayor parte de la cinta se detiene en el deambular del preso fugado y en la vida de su chica y su hija a la espera del reencuentro. Se explica poco y de forma deslavazada. El director no solo se detiene en los paisajes si no que también en conversaciones puntuales más o menos trascendentes. Pero terminan por surgir las esencias, los dramas íntimos, el dolor y la compasión. Y la experiencia, melancólica, brumosa, a veces casi onírica, hace de la película una experiencia íntima y sensorial.
Reconozco que quizás no era la mejor propuesta para clausurar el festival, y no lo digo por su calidad, si no porque los que llevábamos una paliza detrás de 8 películas, con el día anterior de 4 seguidas, pues su lentitud se nos hizo un poco cuesta arriba, cosa que a lo mejor hace que la valoración no sea del todo justa, pero hasta nuevo visionado es lo que hay.  El debut de Lowery ha sido comparado con Malas tierras de Malick y para mi esta bastante por debajo de ella. Ain’t them bodies Saints es una buena película, con una fotografía muy bella y una buena banda sonora, pero que en este caso su lentitud es una handicap, ya que esta basado en varias escenas que no aportan mucho a la historia y que hacen que de vez en cuando puedas ir desconectando, hasta que llegas a otro momento, que ahora si es notable. Esa irregularidad le pesa a la película. Aún así tiene muchas cosas destacables así que le daré otra oportunidad para ver si mejora o no mi opinión.

Nota: 6


VALORACIÓN


Selección: De las 11 películas seleccionadas e podido ver 9 y mi sensación es muy positiva, aunque por desgracia no hay ninguna película que me haya entusiasmado. Aún así tengo varias que pasan del 7 así que el nivel es de casi notable. También me ha gustado la variedad, con comedias, dramas, documental, ciencia ficción… en la variedad esta el gusto y los programadores del Americana han acertado de pleno.

Éxito: Este punto es quizás el que más me ha sorprendido. Ver 8 de las 12 sesiones con el cartel de no hay entradas y colas larguísimas para entrar, creo que no se lo esperaba nadie al ser una primera edición, pero justo por eso aún es más emocionante y da más felicidad, y espero sirva para que haya una segunda edición, que es lo que todos queremos. Supongo que el echo de que el cine indie americano sea bastante cool, por lo que sé se ha ido a buscar ese tipo de público, ha ayudado (acierto claro de previsión).

Premio: Como todo festival hay premios, en este caso el de mejor película elegido por las votaciones del público al abandonar la sala. La vencedora a sido Short Term 12, que como he dicho en la crítica no me pareció mala pero ni de lejos me parece la mejor. Yo pensaba que la cosa iría por una comedia y mi favorita en este caso era The kings of summer. Como siempre mi gusto y el de la mayoría son diferentes…

Mi top 5: Para acabar voy a poner mis 5 películas favoritas del festival:

  1. The Kings of Summer
  2. The Retrieval
  3. In a World…
  4. Drinking Buddies
  5. Ain’t Them Bodies Saints

Nada más, felicitar una vez más a Xavi Lezcano, Josep Machado, David Amorós, Sandra Mantas y al resto del equipo organizador del Americana y también a los voluntarios, de los cuales nadie se acuerda pero que siempre sen indispensables en un festival. También encantado de haber compartido visionados con Antonio, Alex Amorós, Jordi Querol o Fabio.

Americana, nos vemos el año que viene!!!!
Leer más...

domingo, 16 de febrero de 2014

Cobertura Americana Film Fest 2014 (1ª parte)

 
Hoy finaliza la primera edición de un nuevo festival que ha llegado a la ciudad de Barcelona, y lo ha hecho para quedarse muchos años, y realmente lo merece. Estamos hablando del Americana Film Fest, dirigido por nuestros amigos Xavi Lezcano y Josep Machado del blog Después de 1984. Dentro de su excelente equipo también encontramos a otros buenos amigos y colegas, David Amorós y Sandra Mantas (programador y prensa respectivamente) del blog Losthighwayblog. En el festival podemos disfrutar de las últimas propuestas del cine indie estadounidense.
 
Muchos os preguntaréis que tiene esto que ver con el cine latino y con el blog, pues quizás nada, pero este blog es de cine latino, pero también, como bien sabéis, hacemos coberturas de festivales a los que asistimos, y este, por ser de unos colegas, pero sobre todo por su gran calidad no iba a ser una excepción, así que sin más os dejamos la cobertura y nuestra opinión sobre las 5 primeras películas que hemos podido disfrutar. Pronto el resto…
 
 
13 a 16 de febrero, desde hace mucho tiempo estas fechas estaban marcadas en nuestro calendario, llegaba el Americana Film Fest, donde podríamos empaparnos de propuestas de lo más llamativas y reconfortantes del panorama indie norteamericano. Y la verdad es que lo hemos disfrutado. Primero felicitar a los organizadores por su acertadísima selección de películas y sobre todo por hacer de este sueño de unos cinéfilos, acostumbrados a ser el público de los festivales, de lanzarse a la piscina, con ayuda de un concurso de Movistar, y cumplir un sueño. Chicos os lo habéis currado y el inesperado pero maravilloso éxito es una justa recompensa a vuestro trabajo. Felicidades.
 
Y ahora vamos a por las pelis vistas que al fin y al cabo es lo que más os interesa a los lectores. Adelante…
 
THE KINGS OF SUMMER de Jordan Vogt-Roberts
 
 
Tres jóvenes adolescentes: Joe (Nick Robinson), Patrick (Gabriel Basso) y el excéntrico Biaggio (Moises Arias). Una cabaña perdida en el bosque. La libertad. The Kings of Summer nos adentra en la fantasiosa historia de estos tres jóvenes infelices que hartos de la sobreprotección de sus padres deciden independizarse y empezar una vida salvaje sin adultos y al margen de la sociedad, según sus normas, según sus principios.
 
La inauguración de festival no podía ser una propuesta más acertada, The kings of summer es una película que en muchos aspectos recuerda al cine ochentero tipo Los Goonies o Cuenta conmigo. Su gran fuerza radica en sus personajes, todos ellos con un carisma arrollador, sobre todo el ya mítico Biaggio, interpretado por el joven actor neoyorquino de padres colombianos Moisés Arias, que se dio a conocer por la serie de Disney Hannah Montana y al que este año hemos podido ver también en El juego de Ender. Es la típica peli buenrollista, llena de momentos tiernos y de otros más emotivos, pero todo siempre bajo un toque de comedia de aventuras de las que ya casi no se hacen, o al menos no que se vean tan poco “falsas” como esta. Una de las grandes películas del festival y una perfecta inauguración. Genial la escena “músical” con la tubería y Biaggio bailando.
 
Nota: 7,5
 
THE RETRIEVAL de Chris Eska
 
 
En los últimos días de la Guerra Civil estadounidense, Will, un adolescente huérfano, emprenderá junto a su perverso tío un viaje hacia el norte para capturar a Nate, un fugitivo de la justicia. El objetivo es entregarlo a una banda de despiadados cazadores de recompensas. Tras localizarlo, los tres emprenden un viaje campo a través entre los coletazos finales de la guerra. En su periplo el muchacho irá perdiendo los recelos que lo alejaban de Nate, dando paso a unos lazos paterno-filiales que le harán dudar sobre la esencia de su misión. A Will se le planteará un dilema ético. Deberá decidirse entre la lealtad y sus sentimientos.
 
Segunda del festival y segundo acierto, esto promete. The Retrieval es una road movie ambientada en el viejo oeste. De ritmo pausado y pocas palabras, pero que por su belleza visual y por sus personajes, se transforma en una de las películas imprescindibles del festival. No estrenada en cines en Estados Unidos, la película de Chris Eska es de esas que cuando comienza parece que te puedes quedar fuera, pero poco a poco sus personajes y sus vivencias se van metiendo dentro de ti hasta conseguir que sufras con ellos. Parece que no cuente nada pero te llega mucho. Agradable sorpresa.
 
Nota: 7,5
 
DRINKING BUDDIES de Joe Swanberg
 
 
Lucas y Kate, compañero de trabajo una cervecería artesana tienen una complicidad absoluta. Comparten afición autocomplaciente al alcohol y una visión parecida de la vida e incluso un sentido del humor similar. La tensión aumenta cuando deciden ir a pasar unos días en la cabaña del novio de Kate con sus respectivas parejas. La película, que flirtea con lugares comunes, huye de ellos para con un certero guión para hablarnos de las esencias que nos definen como personas y de los frágiles límites entre los sentimientos afectivos.
 
Joe Swanberg es uno de los exponentes más claros de ese subgénero llamado mumblecore. Esta vez, y aún manteniendo muchas de sus “normas”, Swanberg hace su película más cercana al gran público y se rodea de actores más reconocidos, como la bellísima Olivia Wilde. La verdad es que Drinking Buddies es divertida, tiene momentos originales y diálogos de lo más ingeniosos, pero me decepciono un poco, quizás porque venia precedida de una buena fama y de ser una de las comedias indies del año, pues a mi me dejo algo frío. Quizás por la cerveza que se entregó antes de la proyección o por la predisposición del público, durante toda la proyección se oyeron grandes carcajadas, pero para mi eso no es la película, no me parece una comedia disparatada, si que te ríes claro, pero parecía Austin Powers. Aún así lo pase bien, pero quizás por no poder identificarme en nada con los personajes, pues me quede un poco al margen.
 
Nota: 6,5
 
JACK GOES BOATING de Philip Seymour Hoffman
 
 
A pesar de su timidez, un conductor de limusinas de Manhattan se lanza a hacer cosas tan estrafalarias como dar lecciones de cocina, natación o mantener una relación inverosímil con una persona adorable pero que es también un perdedor nato.
 
Una de las noticias cinéfilas más tristes de estos últimos meses a sido la trágica muerte de uno de los grandes actores del Hollywood actual, Philip Seymour Hoffman, y como no podía ser de otra manera el festival Americana le hizo un emotivo homenaje, con la proyección de Jack goes boating, el inédito debut en la dirección de Hoffman. La presentación de la película vino a cargo de Marta Forns, que forma parte de la familia Americana del festival y que fue segunda ayudante de dirección en esta película. Marta le dio un último y emocionado adiós a Philip y contó como el actor/director era muy callado e introvertido, pero que a la vez daba una sensación de indestructible, cosa que por desgracia al final no paso. La película, aunque nos pese y sin ser mala, no esta al nivel de lo que esperábamos, y aunque si es verdad que una vez más Seymour Hoffman hace un gran papel, la historia no consigue enganchar todo lo que prometía. Por una vez el momento era superior a la propuesta. Aún así gran acierto del festival por programarla.
 
Nota: 5
 
AMERICAN PROMISE de Joe Brewster y Michèle Stephenson
 
 
En 1999 los realizadores Joe Brewster y Michèle Stephenson empezaron a filmar a su hijo de cinco años, Idris, y a también a su mejor amigo, Seun, durante el inicio de sus estudios en la prestigiosa Dalton School, institución privada que en aquel momento empezaba a diversificar su plantilla de estudiantes. Las cámaras siguieron rodando la vida de los dos chavales y sus familias a lo largo de trece años, durante los cuales los caminos de Idris y Seun se fueron distanciando: uno siguió en la misma escuela privada, mientras que el otro acabó formando parte del sistema de educación pública.
 
Reconozco que no iba a ver este documental, no porque no pensara que era una propuesta interesante, si no porque dentro de un festival siempre hay que descartar algo para no saturarse, pero la insistencia de los programadores y sobre todo de uno de sus directores, Josep, que era el gran valedor de la cinta me hicieron cambiar de opinión y verla, y aunque no acabe especialmente entusiasmado si que reconozco que es un documental que vale la pena de ser visto, y que a pesar de sus dos horas y media no se hace especialmente pesado. Tiene momentos emotivos y otros extremadamente duros, también es una buena manera de ver como funciona la educación en Estados Unidos. Pero para mi su gran problema es su formato lineal, no hay momentos de crisis ni de tensión que le den mayor fuerza a su largo visionado. Aún así gracias a Josep por aconsejármela y no me arrepiento de haberle seguido.
 
Nota: 6
 
 
Entre mañana y el martes pondremos la segunda parte, donde comentaremos las últimas cuatro películas vistas. Recordaros que esta tarde aún quedan grandes propuestas así que pasaros por el Cinemes Girona y a disfrutar del Americana Film Fest!!
Leer más...

viernes, 24 de enero de 2014

La crítica de Gonzalo: Cazando luciérnagas

por Gonzalo Restrepo Sánchez
 
 
Esta sencilla historia de amor filial, más que plantear reivindicaciones paternalistas entre padre e hija, podemos enfatizar que el cineasta caribeño Roberto Flores Prieto (valió la pena esperar un poco) tapiza lo elemental del asunto, con un innegable poderío visual, por momentos impostada y que, con los silencios propios de quien habla consigo mismo; hace constancia contemplativa, resignada, lenta, en las costas del mar Caribe: el crepúsculo matutino, la aurora, el mar, la lluvia, etc.
 
Quizás esta película sea un homenaje al cine del mexicano Carlos Reygadas (“Luz silenciosa”), donde el ritmo y el tempo son unos elementos vitales para la historia, en el cual también podemos precisar que los diálogos son insustanciales, pero es que la vida anodina del personaje principal llamado Manrique, parece consumirse en la soledad y la vejez.
 
Estamos pues ante un buen film que con tomas larguísimas y escasos primeros planos que son la fórmula propia para la poética de su paisajismo (sensorial) y para imbuir en la profundidad del espacio; auxiliado por una luz amarilla (pero no el amarillo que usted cree sino el del Caribe colombiano), y que con un amanecer y un ocaso, proyecta el pobre destino de Manrique (Marlon Moreno).
 
¡Y es que él lo quiere así!
Leer más...

viernes, 17 de enero de 2014

Los bloggers y el cine latino: David Amorós

Hoy comenzamos una nueva sección en el blog, que personalmente me apetecía bastante. Se trata de “Los bloggers y el cine latino” y tendrá una publicación mensual. Como ya habréis intuido se trata de que cada mes haremos unas cuantos preguntas sobre el cine latinoamericano a otros conocidos del mundo blogger.
 
Nos hace especial ilusión comenzar con nuestro amigo y compañero de muchos visionados y festivales, David Amorós, un enorme e inquieto cinéfilo y una gran referencia con su maravilloso blog (al cual reconozco tener como mi favorito), Lost Highway Blog. Muchos le conoceréis porque suele pasarse por aquí y comentar de vez en cuando y otros por ser habituales de su blog. Tampoco nos queremos olvidar que David esta actualmente dentro del equipo que esta llevando a cabo el Americana Film Festival de Barcelona, que del 13 al 16 de febrero próximos tendrá lugar en la ciudad condal, con su primera, y esperamos que exitosa, edición, y que ha sido creado y organizado por nuestros amigos de Después de 1984.
 
Nada más, agradecer su colaboración a David y desearle toda la suerte del mundo con el festival y que nos siga maravillando con su excelente blog.
 
 
¿Cuál es la primera película latinoamericana que recuerdas haber visto?
 
Pues ni idea. Recuerdo ir al cine de muy pequeño a ver alguna de Cantinflas. Supongo que era la primera.
 
¿Cuales son tus películas latinoamericanas favoritas de todos los tiempos?
 
La verdad es que he visto bastante cine latinoamericano de los últimos 20 años, antes tengo un vacío bastantye importante, así que la mayoría de películas que adoro son relativamente modernas. Quizás una de mis favoritas sea Martin (Hache) y siguiendo con la estela argentina Historias mínimas y El secreto de sus ojos me encantan. De México no es que haya visto casi cine clásico, pero sí he visto mucho Buñuel, así que muchas de sus películas de México seguro son las que consideraría las mejores películas latinoamericanas de todos los tiempos. Mi favorita del maestro Los olvidados, seguida de cerca por Simón del desierto. Luego adoro Y tu mamá también y me gustan mucho Amores perros, La ley de Herodes o Los bastardos. Y supongo que debería incluir alguna de Arturo Ripstein o de Jorodowski. Del primero soy muy fan de Así es la vida... y del segundo es difícil quedarse con alguna, quizás La montaña sagrada. De Brasil me quedo con Ciudad de Dios, la primera de Tropa de élite o una de mis joyitas ocultas, O abismo prateado. De Chile me gusta Sebastian Silva, La nana o Magic, magic me encantan. Y No era muy chula. Pero no tengo ninguna película que me encanta. Una que me gustó en su momento fue En la cama, de Matías Bize. De Colombia me marcó La vendedora de rosas y más recientemente me gustaron Retratos de un mar de mentiras, Perro come perro o Satanás, perfil de un asesino. Y me encanta también la muy especial Los viajes del viento de Ciro Guerra. De cine cubano he visto y me gusta poquito. Las que más las que dirigieron Tomás G. Alea  y Juan Carlos Tabío: Guantanamera y Fresa y chocolate. De Perú me quedo con La teta asustada, de Uruguay Whisky y del resto de latinoamérica poca cosa, aunque últimamente se puedan ver cosas potentes como la venezolana Pelo malo o la paraguaya 7 cajas o las ecuatorianas de Sebastián Cordero.
 
Del cine actual, ¿qué país latino crees que tiene las propuestas más interesantes?
 
Yo me quedo con México, para mi el país con un cine más rompedor y más acorde a mi gustos menos mainstream.
 
¿Qué películas “desconocidas” del continente latinoamericano te gustaría dar a conocer a otros cinéfilos?
 
Me he extendido tanto antes que ya he contestado esta pregunta. Pero reitero dos: Los viajes del viento de Ciro Guerra y O abismo prateado de Karim Aïnouz.
 
¿Tus director@s latinos favoritos?
 
Como Buñuel en este caso no cuenta, pues diré Carlos Sorín y antes Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu y Arturo Ripstein, aunque ambos cada vez menos. Así que supongo que estoy en un momento de redescubrimiento por confirmar, del rollo Ciro Guerra, Sebastián Silva o Karim Aïnouz.
 
¿Y actores y actrices?
 
Me encanta Gael García Bernal y hace poco he descubierto a un auténtico crack, Damián Alcázar. Y un clásico, Federico Luppi. De chicas me quedo con otra institución, Cecilia Roth, que siempre está espléndida. De la nueva hornada me gustaba mucho Leticia Brédice, pero hace un tiempo que le perdí el rastro.
 
¿Cuál crees que es el nivel actual del cine latinoamericano?
 
Pues creo que bastante bueno. El auge del cine mexicano o colombiano se ve en los festivales más importantes. Y como decía la eclosión de algunos países de los que hasta ahora no sabíamos nada ayuda. Y a Brasil siempre hay que estar atento.En cambio el cine argentino lo veo muy estancado. O quizás es el cine que aquí nos llega de aquel país, muy estereotipado.
 
¿Crees que es valorado como se merece en la actualidad o que el público sigue teniendo prejuicios?
 
Creo que a nivel nacional puede tener tantos prejuicios como tiene el cine español (aunque en este caso cada vez con más razón). Digamos que dentro de la modernez parece merecer más mirar a Asia o Estados Unidos o a Europa o a lugares exóticos que a Latinoamerica. Pero creo que poco a poco, al menos entre el público verdaderamente cinéfilo se está tendiendo a revertir este prejuicio, que quizás también está ligado a la mejora en la calidad de muchos países latinoamericanos en los últimos años.
 
En una escala cinematográfica global, ¿cómo estaría situado en tu lista de preferencias e intereses el cine latinoamericano?
 
A mí me interesa el cine, venga de donde venga. Ahora mismo no tengo ninguna preferencia geográfica, aunque reconozco haberla tenido por el cine asiático hace una década.
 
¿Has hablado de cine latino en tu blog?, ¿te gustaría acercarnos algún artículo o post que hayas hecho sobre él?
 
He hablado. Tenía una sección en colaboración con cine Latino, no sé si te suena ;). Te dejo el enlace de la pestañita que engloba los cinco posts que hice bajo películas que tú me recomendaste y que quizás tendrán continuación más adelante. Estaría bien.
Leer más...

miércoles, 15 de enero de 2014

Oscar Isaac, el actor detrás de Llewyn Davis

A muchos el nombre de Oscar Isaac no les sonará de nada, pero si hablamos de Llewyn Davis quizás ya le situemos. El personaje que da nombre a la última película de los hermanos Coen le ha colocado en el mapa, lo que mucha gente no sabe es que el actor que se esconde tras él es un interprete guatemalteco llamado Oscar Isaac.
 
 
Oscar Isaac Hernández, nacido en Guatemala el 5 de enero de 1980, de padre cubano y madre guatemalteca, es uno de los nuevos actores de moda, gracias sobre todo a “A propósito de Llewyn Davis” de los Coen y a su nominación a los Globos de Oro y muy posiblemente a los Oscar. Graduado en la reputada escuela Juilliard de Nueva York, empezó su carrera cinematográfica en el año 1996 con un pequeño papel de figurante en “Illtown”, donde hacía de chico de la piscina. No fue hasta el 2002 cuando tuvo una nueva oportunidad, fue en “Doble impacto mortal”, una película de acción con Ice Cube y Mike Epps como protagonistas. Oscar tuvo un papel secundario llamado Fernando.
 
Tras aparecer en pequeños papeles en películas pequeñas y un episodio de “Ley y orden: acción criminal”, llega a su primer papel protagonista, se trata de José, en el drama bíblico de Catherine Hardwicke “Natividad”, acompañando en el reparto a Keisha Castle-Hughes, Hiam Abbass o Ciarán Hinds entre otros. Tras ser reconocido por este papel, la llegan unos cuantos personajes secundarios en películas de más nombre como “La vida ante sus ojos” (2007) de Vadim Perelman. “Red de mentiras” (2008) de Ridley Scott o “Che, el argentino” (2008) de Steven Soderbergh.
 
 
En el año 2009 da un nuevo paso al protagonizar en junto a Rachel Weisz la película de Alejandro Amenabar, “Ágora”, donde tiene uno de los papeles más importantes, el de Orestes. A partir de aquí parece que su carrera va a despegar, pero sigue en papeles secundarios sin acabar de llegar al estrellato. Películas como el “Robin Hood” (2010) de Ridley Scott, donde hace del príncipe John, “Sucker Punch” (2011) de Zack Zinder o “Drive” (2011) del danés Nicolas Winding Refn, lo hacen una cara reconocible para los cinéfilos más inquietos, pero sigue sin ser reconocido por el gran público.
 
 
En 2012 hace su primera y hasta el momento única aparición en el cine latinoamericano, es en la película mexicana “Cristiada”, dirigida por Dean Wright y donde forma parte de un extenso reparto internacional, con gente como Andy García, Eva Longoria, Santiago Cabrera, Peter O’Toole, Rubén Blades, Catalina Sandino Moreno o Bruce Greenwood. Ese mismo año tiene un papel secundario en “El legado de Bourne”, el spin-off dirigido por Tony Gilroy, del ya mítico personaje, Jason Bourne.
 
Es en este pasado año 2013, cuando los Coen le llaman para protagonizar su nueva película, A propósito de Llewyn Davis, película que lo une en el reparto a Carey Mulligan, Justin Timberlake y John Goodman entre otros y que lo lleva a conseguir su primera nominación a los Globos de Oro, que pierde ante Leonardo DiCaprio por el El lobo de Wall Street.
 
 
A partir de ahora si parece que Isaac ha dado un paso adelante en su carrera y entre sus proyectos más inminentes están “The two faces of january” del iraní Hossein Amino, con Viggo Mortensen y Kirsten Dunst como compañeros de reparto y “In secret” de Charlie Stratton, con Elizabeth Olsen, Tom Felton y Jessica Lange como coprotagonistas.
Leer más...