domingo, 21 de octubre de 2007

Película: Punto y raya

PUNTO Y RAYA


Dirección: Elia K. Schneider.
Países: Venezuela, Chile, Uruguay y España.
Año: 2004.
Duración: 103 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Roque Valero (Cheíto), Edgar Ramírez (Pedro), Ramiro Meneses (Guerrillero), Daniela Alvarado (Yosmar), Pedro Lander (Capitán venezolano), Dora Mazzone (Ana María), Laureano Olivárez (Carrasco), Juan David Restrepo (Requena), Rafael Uribe (Capitán colombiano), Daniela Bascope (Lutecia), Yugui López (Narco).
Guión: Henry Herrera.
Producción: José R. Novoa.
Música: Pablo Escalona y Víctor Escalona.
Fotografía: Óscar Pérez.
Estreno en España: 29 Julio 2005.

Sinopsis:

Pedro (Edgar Ramírez) y Cheíto (Roque Valero), uno colombiano y otro venezolano, se encuentran en la frontera que separa los dos países en tiempos de exacerbado nacionalismo. Uno va a defender su patria, el otro tiene una firme vocación: la deserción... Al principio, ambos soldados viven enfrentados y libran una pequeña pero brutal batalla entre ellos, pues son enemigos a priori por cuestiones de nacionalidad. Pero debido a la agreste geografía humana de la zona, terminan involucrados en las más absurdas situaciones con miembros de la guerrilla, narcotraficantes, etnias indígenas y pueblos sin ley. La única posibilidad de sobrevivir es unirse y así, terminan consolidando la más hermosa amistad. Pero una vez que logran la confraternización en cuerpo y alma, sobreviene la traición. Cada uno se vuelve a su lado de la frontera, se arman y se apuntan de nuevo. Esto pone a prueba los nexos adquiridos de camaradería y la disciplina por el cumplimiento del deber.

Comentario:

Esta producción venezolana, es una comedia dramática escrita por Henry Herrera y cuenta la historia de un caraqueño (Roque Valero) con toda la viveza que le otorga el haber nacido esa capital venezolana y de un campesino colombiano patriota (Edgar Ramírez) que se encuentran en la frontera, en tiempos de exacerbados nacionalismos. "Punto y raya" es el segundo largometraje de la cineasta Elia K. Schneider, quien apoyándose en el guión de Henry Herrera (Ganador del premio Fundavisual Latina 1999 y finalista en el Festival de la Habana), resalta los valores humanos como la amistad y la solidaridad, dentro de un mundo en conflicto y con problemas como "la intolerancia, el deseo de poder y la falta de comunicación". Ganó el premio a la mejor película en el Los Angeles Latino Film Festival 2004.