viernes, 22 de noviembre de 2013

Crónica 28 Festival Internacional Mar del Plata 2013 - Día 5

Entramos en la recta final del festival ya, en un día de cine latinoamericano, con representantes mexicanas, argentinas y costarricenses. Y de postre la masterclass de Bong Jon-ho, tan interesante y didáctica como la de Ricardo Darín y que nos desengranó la carrera, corta en títulos pero grande en calidad del coreano.

La jaula de oro (2013) de Diego Quemada-Diez


Sin duda, y venia avalada tras su paso por San Sebastián, La jaula de oro es una de las películas del festival. Una epopeya de tres amigos, dos chicos y una chica, guatemaltecos, que acompañados durante el camino por un indio que no habla castellano, se ven sometidos a peligros, a duras pruebas, como su trayecto a lomos de La Bestia, el tren que toman cada día tantas almas en busca de un futuro mejor en Estados Unidos. Como en su momento afirmé en Twitter, la película es dura, en ocasiones muy dura, pero no es sensacionalista. No busca lágrimas, muestra la crudeza sin regodearse en ello y esquiva los golpes de efecto. Es un canto a la amistad, a la perseverancia y, porque no, a la cabezoneria. Pero ante todo es una película de mucho mucho valor que no necesita pausa para hacer reflexionar sobre este mundo, tan injusto, en el que vivimos. 

Nota: 8/10

Masterclass de Bong Joon-ho


Después de la charla magistral dada el día anterior por Ricardo Darín, me tocó cubrir la rueda de prensa y posterior charla de uno de los mejores directores, ya no solo coreanos o asiáticos, sino quizás a nivel global, Bong Joon-ho. Una charla que fue amena y entretenida e interesante, en la que se desgranó su carrera película a película. Sobre Barking Dogs Never Bite, su ópera prima y que fue vista por pocos espectadores en su país natal, habló con humor del productor al que le presentó la idea mientras estaba ocupado y la aceptó, y de que a día de hoy sigue siendo su película más personal. Memories of Murder tuvo el mismo principio, ya que el mismo productor aceptó financiarla pese al fracaso de su anterior obra, en un giro extraño y confirmó que no se imaginaba otro final como el que tenía, mencionando también la dictadura militar y los absurdos tiempos que les tocaron vivir. De ahí pasamos a The Host, su película más ambiciosa en aquel entonces, y en una época en la que Corea no estaba preparada para esa cantidad de efectos especiales, lo que provocó que intervinieran empresas australianas, neozelandesas y estadounidenses. Trabajar con Kim Hye-ja fue el hecho por el que realizó Mother, ya que como afirmó, la actriz fue la estrella omnipresente durante su niñez en la televisión del país, película que por cierto se ve en Mar del Plata en una nueva versión en blnco y negro, que cree más impactante por el color de la sangre, poniendo como ejemplo Psicosis y la escena de la ducha. Sobre Snowpiercer comentó que fue un placer trabajar con Chris Evans, Tilda Swinton o Ed Harris, y que Song Kang-ho es un genio de la improvisación. 

No faltaron las referencias a Park Chan-wook y Kim Jee-won y su salto a Estados Unidos, pero recordó que Snowpiercer es una producción coreana casi en su totalidad, con reparto internacional y hablada en inglés, ya que confesó que en Estados Unidos no podría haberla hecho igual. Aunque el audio que grabé no tiene la misma calidad que el de Darín, en algún momento ampliaré lo que dio de si esta masterclass, realmente genial.

Condenados (2013) de Carlos Martínez


Película que narra un periodo oscuro de la historia argentina, concretamente la de los presos que fueron enviados a la prisión de La Plata, muchos de los cuales fueron asesinados impunemente y que hasta hace pocos años no se pudo llevar a juicio y condenar a los responsables. Realmente Condenados es un film necesario para no olvidar las afrentas del pasado y poder cerrar heridas y momentos oscuros, pero más allá de eso lamento decir que cinematográficamente no consigue su cometido, ya que su aspecto de telefilm, entendiendo telefilm como un termino no tan bueno como ahora sino de aquellos que amenizan las tardes de las cadenas generalistas, así como la nula capacidad interpretativa de alguna parte del elenco dejan un sabor agridulce. Como a la hora de valorar una película tenemos que intentar crear un equilibrio entre lo que se cuenta y como se cuenta, creemos que la denuncia no debe estar reñida con la calidad, y el bajo presupuesto con los resultados, por cuanto hay muchas películas que con ínfimos presupuestos consiguen resultados brillantes.

Nota: 3/10

Princesas rojas (2013) de Laura Astorga


Una familia regresa a Costa Rica desde Nicaragua, debido a su afiliación al Frente Sandinista, y de nuevo en su país natal, las niñas protagonistas se encuentran desubicadas mientras su familia se descompone por los diferentes acontecimientos políticos. De nuevo tomando como referencia hechos reales, Princesas rojas no esconde en ningún momento su filiación política, lo que no es bueno ni malo mientras no se pierda la perspectiva de los hechos, y aunque ni soy ni pretendo ser experto en la situación en los 80 en Nicaragua y Costa Rica, si que creo que peca de aleccionadora en varios pasajes, restando importancia a la interpretación de la joven Valeria Conejo y a la propia película, ejemplar en su realización y en su finalización, escapando de esos finales previsibles que tan poco estimulan al cine en una mayoría de casos.

Nota: 6,5/10