sábado, 23 de noviembre de 2013

Crónica 28 Festival Internacional Mar del Plata 2013 - Día 6

De nuevo por los sempiternos, irrantes e indignantes problemas con el wi-fi, un mal endémico en los lugares en los que me he hospedado en Argentina, el retraso en la crónica se ha hecho patente. De todas maneras tomárselo con calma es la única manera de poder sobrellevarlo y continuar con las impresiones de este primer festival Mar del Plata al que he asistido. En el día de hoy dos películas latinoamericanas, una argentina y la otra boliviana.

Mujer conejo (2013) de Veronica Chen

 

Interesante en su concepción e inicio, con la corrupción urbanística de por medio, a lo que también estamos acostumbrados en España, la película presenta varias taras, tanto argumentales como estructurales que afectan al desarrollo de la película y a su (aparente) intención de denunciar dichas prácticas. Mujer conejo mezcla imagen real con otros segmentos animados, sin gran coherencia narrativa, un dibujo torpe y desprovisto de cualquier parecido con los segmentos reales. De todas maneras, si uno deja de intentar buscar una lógica y un sentido a la película puede acabar disfrutando de ella a pesar de todos sus fallos.

Nota: 3,5/10





Yvy maraey - Tierra sin mal (2013) de Juan Carlos Valdivia

 

El género de las road movies desde su concepción ha suscitado un gran interés por las circunstancias que rodean al propio tema del viaje muchas veces iniciático o de reencuentro, pero también ha sido objeto de una cierta sobreexplotación, que ha dejado obras interesantes y otras no tanto a lo largo de las décadas. En este caso muy bien realizada, interpretada y localizada, la búsqueda por parte de un director de cine de auténticos indígenas viviendo como antaño, con la compañía de un guaraní que le sirve de guía y traductor, escarba algo en el permanente conflicto entre el hombre blanco, karai en lengua guaraní, y los indígenas, más numerosos pero de distintas etnias también, que se vive en Bolivia, así como en otros lugares con mezcla de ellas. Pero he aquí que pese a sus aciertos, la película no inventa nada ni tampoco reinventa, se limita a utilizar los lugares comunes del género y simplemente nos muestra parajes distintos sin tampoco indagar del todo en las raices. Bien, pero podía haber dado mucho más de si.

Nota: 6/10

India (1959) de Roberto Rossellini

 

12 años después de la indepencia de la India, Roberto Rossellini estrenó este documental, el cual no había podido ver y decidí recuperar en la retrospectiva que le dedica el festival. Es cierto que Rossellini se decanta por lo rural, lo más exótico de ciertas partes de la India, lo cual se agradece, pero su excesiva postura paternalista y algún exceso al final, me hacen posicionarme en una opinión más crítica sobre su trabajo, que al fin y al cabo llega a ser aburrido en cierta escala, aunque realmente el sueño me invadía y pese a poder aguantar sin problemas, no sería justo achacarlo todo a la narrativa del italiano. A pesar de todo, es interesante y didáctico.

Nota: 5/10





Mother (2009) de Bong Joon-ho

 

En el día de recuperaciones en Mar del Plata, tras India, tocaba recuperar la única película de Bong Joon-ho, que no había visto. Pecado que pude subsanar y además en una nueva versión en blanco y negro preparada por Bong y su director de fotografía. Su intención, como él mismo aifrmó, era resaltar la fuerza de las escenas con sangre, curiosamente espectaculares, pero además de ello el blanco y negro le da una potencia visual a toda la película, que en su equilibrio de drama y thriller nos ofrece una portentosa actuación del reparto entero, destacando a la protagonista Kim Hye-ja, de la que Bong saca el mejor partido. Lástima que Snowpiercer no haya podido ser proyectada aquí en Mar del Plata, un pequeño lunar a la retrospectiva y su propia presencia.

Nota: 8,5/10

Moebius (2013) de Kim Ki-duk

 

Y el plato fuerte del día, la más esperada como se vio por al ambiente festivo que se vivía, incomparable al del resto del festival, no ya en lleno, eso normal, sino en algarabía. En esta ocasión Kim vuelve desatado y si todo aquello que se dejaba entrever en otras películas aquí descarga. De nuevo sin diálogos, con los cortes justos en los momentos que se supone hablan, la historia de una familia compuesta por padre, madre e hijo da un vuelco cuando la madre celosa porque el marido tiene un amante, decide castrarlo y como no puede pues que mejor que castrar al hijo. A partir de aquí es un festival del delirio y de la ridiculez, entre referencias budistas, violaciones en grupo, incesto, trasplantes de penes, palizas, etc.. Terminada la película, uno piensa si tras cantar tantas veces Arirang, el coreano se toma a si mismo en serio o decide parodiar todo su cine.

Nota: 2/10