sábado, 12 de octubre de 2013

Crónica Sitges 2013: Día 1

por Alberto Burgos.


Dura y eterna ha sido la espera pero una vez más,un año más,diez días por delante para saborear buen y enfermizo cine. ¡¡¡El Festival de Sitges ya esta aqui!!!!!!


La jornada se abría con Grand Piano, película que este año inauguraba el festival, y protagonizada por el repetidor (el año pasado también se dejo ver por Sitges) Elijah Wood. La historia se centra en Tom Selznick un retirado, por un desastroso concierto, pianista que vuelve años más tarde a dar un concierto gracias al apoyo de su esposa. Pero cuando empieza a tocar encuentra un mensaje en la partitura "si fallas una sola nota,mueres". La vida de su mujer y la suya dependen de su buen hacer....... Grand Piano es un film de suspense en toda regla que parte de una original premisa pero que no llega a calar hondo. Correcta en sus maneras, brillantemente dirigida por Eugenio Mira (muy buenos movimientos de cámara, planos imposibles, etc) pero que creo que podría haber dado un paso más si se hubiera trabajado más la parte final. Buen trabajo de Elijah que lleva todo el peso de la película y brillante el piano jejeje. Nota: 6 


Seguidamente y ansiosamente tenia muchas ganas de ver Upstream Color,lo nuevo de Shane Carruth,que me maravillo con su opera prima Primer.La primera sensación que me ha dejado Upstream Color,tengo que reconocerlo, es mala.Una película extraña, con una compleja construcción narrativa pero que a diferencia de Primer no se a donde quiere ir a parar. Una historia de dos personas que han sido drogadas por una nueva droga y que se ven perdidas y ,con la única intención de reconstruir sus vidas, emprenden un camino donde se toparan con cerdos y orquídeas. Una historia atípica y de dificil acceso

Nota: 5.


Para cerrar la jornada que mejor que una cinta de Hong Kong y de vampiros.Así a primera vista la idea era buena pero Rigor Mortis creo que se lo toma muy en serio. Una estrella del cine en horas bajas se alquila una habitación en un edifico semiabandonado, donde viven unas personajes un tanto extraños, con la idea de suicidarse.Pero la habitación y el edificio en si son un hervidero de vampiros y demonios...... Personalmente creo que el error que tiene Rigor Mortis es que pretende ser una película de terror seria y es ahí donde peca. Aun así,buenos efectos especiales,sangre y un final que ha muchos les ha parecido una tomadura de pelo. A mi no. 

Nota: 5,5