sábado, 19 de octubre de 2013

Crónica Sitges 2013: Día 7

por Alberto Burgos

El dia de hoy ha deparado gratas sorpresas, EMPEZAMOS!!!!l


La mañana empezaba para un servidor con Big Bad Wolves una mas que interesante pelicula israeli que aterrizaba en Sitges avalada nada más y nada menos que por Quentinnnn................................. Tarantiiiiiiiiiiinoo (como diria Joaquin Reyes y sus brillantes Celebritis... ay va que chorrazo). Un notable thriller cargado de violencia, de mala leche (los arabes pillan por todos los lados) y mucho humor que sabe jugar sus cartas para con el espectador y que tiene una factura impecable (por suerte pudimos disfrutar del escondite un par de veces) en el que vemos como tras la desaparicion de una niña, un policia y el padre de la susodicha unen fuerzas para torturar al supuesto asesino para que confiese. Pero poco a poco la cosa se ira saliendo de madre.

Nota: 7


Sin respiro tocaba la apuesta vampirica de Jim Jarmusch, Only Lovers Left Alive, que gira entorno a la vida de dos vampiros (Adan que vive en Detroit y Eva que esta en Tanger) que mas que unos simples chupasangres aprovechan sus eternas vidas para desarrollar su intelecto (componer musica, leer, escribir, etc). Eva decide ir a visitar a Adan que sufre una pequeña depresion pero una serie de circunstancias les haran coger las maletas y volver a Tanger... Unos vampiros muy contrariados con el siglo al que han llegado, deprimidos (él), que intentan sobrevivir de la mejor manera en nuestro mundo de zombies (asi nos califican). Diferente aproximación al universo vampírico cocido a fuego lento pero con mucha elegancia.

Nota: 6,5


Y que mejor manera de finiquitar la jornada que con otra extraña delicia parida del imaginario del pintor, escultor, actor.... y director Don Alejandro Jodorowsky y su La Danza de la Realidad. Obra autobiográfica en la que vemos a un pequeño Alejandro que vive con sus padres en Tocopilla (Chile). Un padre dictador que hara un viaje con la intención de asesinar al Dictador y que acabará convirtiendose en un viaje de autocuración. Una obra muy personal cargada de muchos  matices: el desfile de personajes es inagotable (sin ser profesionales todos estan excelentes), su colorido es muy saturado y palpable, tiene una poderosa carga emocional y una lectura que en los tiempos que corren deberiamos todos tomar ejemplo y por encima de todo es cine diferente, único, que te puede gustar o no. A mi simplemente me fascina.

Nota: 9,5