viernes, 5 de octubre de 2012

Crónica del Festival de Sitges 2012 - Día 1

Pues solo han pasado 4 días desde que volví de San Sebastián y ya estoy embarcado en otro festival. Sin casi tiempo para recargar las pilas, hoy he vivido la primera jornada del festival de cine fantástico y de terror de Sitges en su 45ª edición. Como en los últimos años, desde Cine Latino os haremos llegar una completa cobertura en formato de crónicas diarias con lo que vayamos viendo y prestando especial atención a las propuestas que nos llegan desde latinoamerica, como las argentinas Los salvajes o La araña vampiro, las mexicanas Un juego de niños y Ahí va el diablo o la nueva película del chileno Nicolás Lopez, Aftershock, producida por Eli Roth. Como siempre aconsejamos, os invitamos a pasaros por los blog amigos Lost highway blog y Después de 1984, y claro esta por nuestro otro hijo, Asia Cine, donde podréis leer más opiniones y tener una visión mucho más completa del festival.

Pero para empezar comentaremos las películas de hoy, que han sido 5. Hemos empezado bien de mañana, tras recoger la acreditación, con la surcoreana The taste of money, para continuar seguidamente con el documental Room 237, sobre el rodaje y la mitología de la película de Stanley Kubrick, El resplandor. Después de comer hemos continuado con la nueva película del hongkonés Derek Yee, The great magician, seguida de la japonesa For love's sake, del inclasificable y siempe presente en el festival, Takashi Miike. Y para acabar el día que mejor manera de hacerlo que viendo la película inaugural, la española El cuerpo, donde han echo acto de presencia varias personas del equipo, capitaneados por su director Oriol Paulo, secundado por varios de sus productores y con las caras más reconocibles de cuatro de sus interpretes, José Coronado, Belén Rueda, Hugo Silva y Aura Garrido.

Sin más dilación vamos a destripar las películas:

The taste of money


Cuenta la historia de Young-jak, el secretario personal de la Señora Paik, la presidenta de un conglomerado de empresas, y testigo mudo de la inmoralidad que reina en la poderosa familia. Cuando descubre que el marido de la presidenta mantiene relaciones con la sirvienta filipina de la casa, se lo cuenta a su jefa, que pretende vengarse de su marido seduciéndole a él. Cada vez más involucrado en los problemas de la familia, Young-jak descubre el cuerpo de la sirvienta, brutalmente asesinada.

Trás estar presente hace dos ediciones del festival con el remake de Housemaid, el director surcoreano Im Sans-soo vuelve al festival con su nueva película, muy en la linea de su anterior trabajo, The taste of money, película que aunque no aburre en ningún momento, si que tiene un ritmo a ratos cansino que no logra enganchar en la mayoría de su metraje. Con una versión coreana de Mario Casas, que se quita unas cuantas veces la camiseta para que le veamos sus trabajadas abdominales, y unas cuantas chicas de portada, el reparto es de lo más rescatable, pero no por su calidad interpretativa... Lo dicho, deja bastante indiferente, y el problema me parece que viene dado sobre todo por un flojo guión, que no consigue enganchar en ningún momento y por alguna situación un tanto absurda.

Nota: 5/10

Room 237


Room 237 es un documental subjetivo que explora las numerosas teorías sobre el significado oculto dentro de la película de Stanley Kubrick, El resplandor. La película puede tener más de 30 años de edad, pero que sigue inspirando el debate, la especulación y el misterio. Cinco puntos de vista muy diferentes se iluminan a través de una voz en off, fragmentos de películas, animación y representaciones teatrales. Juntos van a sacar a la audiencia en un nuevo laberinto, uno con rodeos interminables y callejones sin salida, de muchas maneras, pero no hay salida.

Documental dirigido por el estadounidense Rodney Ascher, que trata de encontrar la perfección en la película de Stanley Kubrick, El resplandor, teorizando sobre pequeños detalles (algunos casi indetectables y muy surrealistas) y dandole una explicación (siempre según él) a todos y cada uno de los recursos visuales y argumentales de la película. El director, siempre desde un punto de vista de fanático de Kubrick, es capaz de relentizar la película, pasar a la vez la película normal y otra marcha atrás, una encima de otra y parar la cinta fotograma a fotograma buscando la lógica hasta a las fotos de fondo. En algunos momentos es verdad que consigue hacer ver cosas que se escapan a primera vista y que te hacen reconocer que Kubrick era un genio, pero también hay momentos que ves que se le va un poco la olla y que sus teorias estan rozando lo absurdo. Su mejor baza es dejar claro desde el principio que no es un estudio 100% infalible si no que esta basado en sus suposiciones. Para pasar un buen rato analizando la obra de un genio y enterandose un poco más de la ya famosa teoría de que Kubrick rodó en un estudio la llegada del hombre a la luna.

Nota: 6,5/10

The great magician


Durante el período tras el colapso de la dinastía Qing y la invasión de las fuerzas japonesas, un misterioso mago, Zhang Xian, llega un pueblo gobernado por el general Lei Daniu. Deseoso de ganarse el afecto de Liu, el general organiza una presentación privada en el teatro donde Zhang trabaja. Pero no sabe que Zhang fue novio de Liu, quien ha vuelto para recuperar su amor.

La nueva película de Derek Yee (One nite in Mongkok) es un puro divertimento, basado en una simpática historia sobre la mágia, mezclada con un poco de comedia romántica y todo ello apoyado en unos carismáticos interpretes, Lau Ching-wan y Tony Leung Chiu-wai. Es verdad que en ningún momento conseguiremos encontrar en The great magician una gran película y que por mucho que busquemos no conseguiremos sacar muchas dosis de talento, pero tampoco lo necesita ya que esta película no engaña a nadie, es puro y conseguido entretenimiento. Me gustaría, por último, destacar todos y cada uno de los momentos donde los juegos de mágia tienen el protagonismo. Para pasar un buen rato.

Nota: 6/10

For love's sake


Live action del manga romántico de 1970 del Ikki Kajiwara, creador de clásicos como Ashita no Joe y Tiger Mask. Tendra como protagonistas a Satoshi Tsumabuki (Villain, Dororo) y Emi Takei (The Cherry Orchard, Otomen), y nos narra la historia de amor entre, una joven e inocente estudiante de instituto y un delincuente juvenil. La película incluirá también muchas escenas de acción, ya que no solo se trata de una historia romántica, sino que también veremos la vida turbulenta y gangsteril del joven protagonista.

Antes de comentar la película me gustaría decir que antes de comenzar la nueva obra de Takashi Miike, nos han "obligado" a ver un mediometraje, producido por TV3, que me da a mi que se ha creado para torturar a la gente, porque este engendro no tiene mucha más razón de ser. La obra en cuestión se titúla El peix Sebastiano, y es una de las cosas más absurdas y surrealistas que mis ojos han soportado. Y lo jodido es que el director ha conseguido tomar el pelo ha alguién para que le financien semejante bazofia. Después de esto era dificil encontrar la motivación para empezar el visionado de la nueva bizarrada de Miike, pero poco a poco lo hemos conseguido... hasta la hora de película, desde ese momento el director nipón también ha conseguido medio indignarnos, con una sucesión de musica J-pop y peleas a doquier, dejando la escritura de guión para otro proyecto y dedicandose a repetir una y otra vez lo mismo durante sus más de dos horas: canción, pelea, canción, pelea, canción... Pero bueno, supongo que después del mediometraje, podría haber sido peor...

Nota: 4/10

El cuerpo


Tras atropellar a alguien, un guardia de seguridad de la morgue huye. En el depósito de cadáveres, la policía descubre que la puerta de una de las neveras está abierta y el cadáver de una mujer ha desaparecido. El inspector de policía encargado de la investigación cuenta con la colaboración del marido de la difunta, aunque no descarta la posibilidad de que éste esté relacionado con el asunto.

La última película de la jornada ha sido la inauguración, la producción catalana El cuerpo, debut en la dirección de Oriol Paulo, que había sido uno de los guionistas de Los ojos de Julia. Reconozco que he asistido al pase con un poco de miedo ya que los comentarios via tweet que me llegaban no eran de lo más favorables y quizás por tener las expectativas muy bajas, he disfrutado bastante la película. Toda su factura técnica es impecable, desde la notable y primeriza dirección de Paulo, pasando por una cuidada fotografía y una más que correcta dirección artística. También es destacable su reparto, con el siempre excelente José Coronado y una Belén Rueda que cumple con su cometido. Destacar también, y en este caso como sorpresa positiva, la buena interpretación de Hugo Silva, en un papel que borda. Divertimento puro, con un guión bien trabajado, incluidos algunos giros de la trama bastante conseguidos, que te mantienen todo el rato enganchado y con un final, aunque quizás un poco demasiado detallado (muy yankee), que funciona muy bien.

Nota: 7/10

3 comentarios:

BCNdays dijo...

Volvemos a empezar! XD Pues más o menos comparto tus valoraciones excepto Room 237, ese juego de ingenio con que soy más generoso. Nus vemos por aquí! Un abrazo!

periodico paraguay dijo...

Muy buenoooo!!!!!!!

Dulce Gomez dijo...

Creo que debe haber estado interesante el festival, pusieron películas muy interesantes, a mí me dan ganas de ver Room 237, vi en las películas online de HBO El Resplandor y creo que es una película muy enigmática y bizarra, así que ver cómo la explican sería genial.