miércoles, 10 de octubre de 2012

Crónica del Festival de Sitges 2012 - Día 7

La septima jornada ha estado cargada de mucho cine, 6 películas, pero un día más el resultado es muy mediocre, sobre todo por culpa de esta obsesión por parte de la dirección de festival de traer tantas películas y muchas de ellas de "relleno". Ya se sabe el dicho "es mejor calidad que cantidad". Vamos con lo de hoy:

Antiviral


Un vendedor que trabaja para una clínica que se dedica a replicar enfermedades de famosos para el consumo público. Él se obsesionará tanto con una celebridad que se inyectará su enfermedad. Entonces deberá encontrar una cura antes de que el tiempo se agote...

El debut en la dirección de Brandon Cronenberg es un claro homenaje al primer cine de su padre David, la famosa nueva carne como fueron Videodrome o Cromosoma 3. Brandon consigue acercarse mucho a este cine, aunque eso si, mucho más de diseño, menos "sucio". La trama argumental es muy interesante y hay varios momentos brillantes. Lástima que no aguante la fuerza en todo su metraje, llegando en algunos momentos a dar la sensación de estacamiento. Aún así más que correcta.

Nota: 6/10

El hombre de las sombras (The Tall Man)


Julia es una joven enfermera que vive en un pueblo de los Estados Unidos que está en decadencia. En poco tiempo, han desaparecido varios niños sin que nadie sepa la causa, aunque los más supersticiosos atribuyen las desapariciones al Hombre Alto: una oscura figura que se lleva a los niños. Cuando el hijo de Julia desaparece misteriosamente, ella luchará por recuperarlo y también por averiguar qué está sucediendo. ¿Quién es el Hombre Alto y qué les ocurre a los niños raptados?

Yo soy muy fan de Martyrs, la segunda película del francés Pascal Laugier, aunque no tanto de su opera prima, El internado, que me parece muy mediocre, así que encaraba esta película con interrogantes, aunque con buena predisposición, a pesar de que el trailer y pensar que aquí podía estar atado de manos por el cine de Hollywood, me hacía ir con pies de plomo. Finalmente un poco de todo, por una parte la historia, en contra de lo que parecia, no es tan típica como daba la sensación que iba a ser. La historia ya desde su principio coge una linea poco convencional otorgandole un interés por encima de este tipo de producciones. La lástima es que después de este buen detalle narrativo, Laugier parece no saber que contar en la película, teniendo ratos en los que parece que no avanzamos mucho en la trama. Visualmente es impecable, de esto Lauiger sabe mucho, la pena es que a pesar de su punto de vista original el desarrollo no acaba siendo todo lo satisfactorio que hubiéramos deseado.

Nota: 6,5/10

Grabbers


Un idílico pueblecito pesquero irlandés está siendo invadido por monstruos de gigantescos tentáculos que vienen desde las profundidades del mar. Pronto descubrirán que a las criaturas no les gusta el sabor que les da a las personas el alcohol con lo que para enfrentarse a ellas y sobrevivir deberán pasarse el mayor tiempo posible borrachos. 

Esta película, con ciertos parecidos de guión con los Critters, pero de nivel más parecido al de su sucedaneo, los Ghoulies, tenia la pinta de que iba ha ser la Attack de Block de este año, la película con bichos que procoraría muchas risas. Pero no, Grabbers no consigue sorprender como lo hacia la película de Joe Cornish, tampoco tiene la misma gracias y los "chistes" son de muy bajo nivel y repetitivos. Otro de sus grandes problemas es que es tremendamente previsible y que usa todos y cada uno de los tópicos del género. Decepcionante, pero bueno, si alguién quiere echarse unas risas sin esperar que le den algo diferente, pues le puede gustar.

Nota: 4/10

The Weight


Jung ha encontrado su sitio en el mundo trabajando en una morgue. Su convivencia con los cadáveres y la sangre parece discurrir bajo una extrañísima naturalidad. Mientras Jung lucha contra la tuberculosis y la artritis, los muertos comienzan a convertirse en sus únicos amigos.

Por fín llegó la peor película del festival, y eso que tiene mucha competencia porque vaya nivel... A la coreana The Weight no hay por donde cogerla, no atrapa, sus personajes son ridículos y las situaciones entre patéticas y de mal gusto. Busca escandalizar y no lo consigue, solo consigue aburrir y rallar al espectador. Y lo peor es que provoca las risas del personal, incluso en los momentos más dramáticos.

Nota: 2/10

Wrong


Dolph busca a su perro perdido, pero por culpa de sus encuentros con una repartidora de pizza ninfómana, un vecino que trata correr todo el día, y un misterioso hombre que corrige los errores, se puede llegar a perder la cabeza... y la identidad.

Hace poco vi la primera película del francés Quentin Dupieux, Rubber, una bizarrada surrealista con la que no consegui contectar y que salvo en algunos detalles no me hizo nada de gracia. Pues hoy he podido ver su segunda película, y aunque me ha gustado más que la anterior, sigo sin entrar en su mundo. Quizás por verla en Sitges, lleno de fans, le he encontrado más divertida, incluso con algún momento brillante, pero finalemente y trás la sorpresa inicial, la película cae en la pesadez, y lo que antes nos parecía original pasa a ser pesado y las sonrisas (leves) sustituyen a las risas. Aún así, pues reconozco que si consigues entrar en el juego son películas que se puede disfrutar mucho. Lástima que yo no consigo entrar del todo.

Nota: 4/10

Juego de niños


Se trata de prácticamente un remake del clásico de Narciso Ibáñez Serrador "¿Quién puede matar a un niño?", situado ahora en una remota isla de México.

Dignísimo remake de la película de Chicho Ibáñez Serrador de 1976. En casi todo su metraje no encontramos muchas diferencias entre las dos obras, cosas sueltas y de poca importancia, pero si es verdad que es en su parte final es donde esta versión de Makinov (seudónimo de no se sabe quien porque no se ha dicho) tiene más diferencias con la original y lo que aporta llega a chirriar un poquito. Aún así consigue asustar, aunque no tanto como la enorme versión española, y tiene momentos de buen cine. Mucha gente la ha dejado mal, aunque los que no han visto la original la han disfrutado mucho, así que eso da a entender que la peli como tan, sin pensar en que es un remake funciona, pero supongo que a los seguidores de la original les escama las diferencias que comento y quizás no les convence todo lo demás, no se, pero a mi me parece como digo muy digna y una buena muestra de cine de suspense.

Nota: 6/10