jueves, 12 de noviembre de 2009

14ª Mostra de cinema África de Barcelona (2º parte)

Continuamos con la cobertura realizada a la Mostra de cinema Africà, en esta ocasión en el ecuador de la muestra, también recordaremos que como ya se dijo, el 3er día tendrá su entrada especial.

Día 4:

Este día nos esperaba la película L'absence del director franco-guineano y nacido en Senegal, Mama Keita, y con el que teníamos una entrevista tras la proyección. Después de recoger las invitaciones de rigor entramos a la sala para asistir a la proyección del film.

L'absence trata de Adama, un ingeniero aeronáutico senegalés afincado en Francia desde hace 15 años y que regresa a Senegal después de ese tiempo, tras recibir un telegrama informándole del grave estado de su abuela, lo qué resultará ser una mentira urdida por su hermana para traerle de vuelta.

A partir de aquí se teje una telaraña de emociones y sentimientos ocultos y olvidados en una propuesta oscilante entre el drama y el thriller, dónde subyace una reflexión sobre la fuga de cerebros africanos de sus países de origen en lugar de poner sus habilidades al servicio de su tierra. Sin llegar al discurso, la película da que pensar sobre este tema sin dejar de lado una trama interesante y bien hilvanada hasta llegar a un duro desenlace de gran fuerza. Habría que destacar, además de una dirección sobria, la labor de los intérpretes senegaleses, provenientes en su mayoría del teatro pero que en ningún momento dejan una sensación de inexperiencia en cine, al contrario.
Tras la proyección efectuamos la que resultó una fructífera e interesante entrevista con el director, Mama Keita, y qué en breve subiremos al blog.

Día 5:

Al día siguiente teníamos doble sesión cinematográfica, pero antes de eso habíamos quedado con el director colombiano Jorge Caicedo para hablar de su documental La Virgen de la Arena y de más cosas, que pronto verán la luz en este rincón del ciberespacio.

La primera propuesta nos llegaba de Sudáfrica dirigida por el realizador zimbaués aunque nacido en Egipto, Michael Raeburn, la película Triomf, que nos devolvía a los primeros momentos post-apartheid y unos días antes de las históricas elecciones de 1994. En ella se nos presenta a una familia pobre y blanca de los suburbios de Johannesburgo, familia que dejaría en ridículo a cualquiera disfuncional cinematográfica, compuesta por Pop, el padre, Mol, la madre, Lambert, el hijo epiléptico y mentalmente inestable y Trepie, el tío alcohólico y atormentado por un oscuro secreto familiar enterrado en el pasado.

Para celebrar el 21 cumpleaños de Lambert, un día antes de las elecciones, Treppie contrata los servicios de una prostituta negra, Cleo, para que se acueste con el. Pero mientras tanto veremos conflictos terribles y violentos en la familia mientras asistimos a la descomposición inexorable de la familia a medida que se acerca el cambio político.
Llegando a ser en bastante dura en ocasiones, la película retrata las miserias de la población blanca en su vertiente pobre, despreciados por todos, de una manera realista pero bastante extrema en su desarrollo. Beneficiada, eso sí, por la gran labor de composición de sus intérpretes.

Tras salir de esta desasosegante película entramos a ver una propuesta dietrelmente opuesta, la argelina Mascarades, una comedia romántica de las de toda la vida, quizás no tan almibarada como otras pero típica, siendo sus principales bazas la ambientación más exótica para nosotros así como su idiosincrasia particular y la labor de su protagonista, Lyes Salem, a la sazón también director de la película con su Mounir (con un inquietante parecido físico con Borat). El resto del reparto cumple a la perfección sin destacar ni para bien ni para mal, algo de agradecer.

La trama es la siguiente, Mounir es un engreído que vive en un pequeño pueblo con su mujer, su hijo y su hermana narcoléptica, la cual tiene un romance secreto con su mejor amigo. Ante las burlas del pueblo por la situación de la joven al quedarse dormida en algún lugar, Mounir se inventa una boda para su hermana con un hombre rico lo que hará que el enredo quede servido creando cada vez una bola más grande, y que nos da la mejor parte de la película en la que Mounir aclamado por todo el pueblo eleva su chulería al infinito.

Volveremos con la 3ª parte en breve, con la que nos ocuparemos de la parte final de la Mostra. Además, recordamos que aún quedan pendientes las entrevistas a Mama Keita y a Jorge Caicedo y la crónica de La Virgen de la Arena y el resto de programa sobre Colombia.

2 comentarios:

Dialoguista dijo...

Las tres pelis tienen su atractivo, aún siendo diferentes. La primera, es aquella que comentabamos los otros días y que me había llamado la atención a sinopsis.
Otra vez, gracias por contarnos todo lo que se ve en Mostra. Desde ya que espero las entrevistas!!!!
Saludos!!!

Edgar Morton dijo...

Las tres son interesantes, cada una en su contexto, claro. Lástima que salvo en este tipo de muestras sean (casi) imposibles de ver.

Gracias por tu seguimiento, en breve pondremos las entrevistas, muy interesantes por cierto, y el resto de cobertura.

Saludos.