lunes, 14 de diciembre de 2009

Hijo de Pablo Escobar presentó en Colombia "Pecados de mi padre"

El odiado y a la vez mitificado narcotraficante colombiano Pablo Escobar vuelve a los cines de su país desde este viernes, ahora en el documental avalado por su hijo, Juan Pablo Escobar, "Pecados de mi padre", del argentino Nicolás Entel, cuya presentación en Bogotá quiso ser para el hoy exiliado en Argentina una petición de perdón para las víctimas del que fuera líder del Cartel de Medellín.

"He pasado la mayor parte de mi vida explicando las acciones de mi padre, como si le hubiese sugerido que cometiese los crímenes. Soy consciente del daño que le causó al país, no pretendo tapar nada. Simplemente digo: me tocó este padre y lo único que he hecho es ser muy respetuoso con su memoria", declaró a El Espectador Juan Pablo, ahora rebautizado en tierras australes con el nombre oficial de Juan Sebastián Marroquín.

Tras el estreno en el pasado Festival de Mar del Plata, esta producción argentina ha llegado a Colombia sin ánimo de exculpar al "narco" más famoso de la historia, cuya vida se ha intentado llevar como ficción al cine sin hasta ahora resultados tangibles. Por el contrario, en opinión del hijo de Escobar, "no está hecho solamente para quedar bien y posar para la foto. Esto es una búsqueda personal".

"El perdón y la justicia son dos cosas separadas. Pero el perdón nos permite liberarnos del pasado", añade el joven, que en pantalla se reune con hijos de víctimas de su padre en un acto de reconciliación.

Sobre la figura de Pablo Escobar, ultimado en la ciudad donde reinó, Medellín, en diciembre de 1993, se habían realizado previamente otros documentales, como "Pablo: Ángel o demonio", de Jorge Granier Phelps, o "Ciudadano Escobar", de Sergio Cabrera.

(Fuente: www.noticine.com)

1 comentario:

Cesar Augusto Fernandez Dulcey dijo...


Pecados de mi padre nos presenta un recorrido elíptico por la historia narco de Colombia de las últimas décadas, pero desde la visión de quien estuvo involucrado en los hechos por ser “hijo de”, motivo que desencadenó en el exilio forzado y el cambio de identidad para poder seguir con una vida normal. Sin duda uno de los puntos más altos del film, a pesar de recurrir a ciertos elementos trillados –música ampulosa para asentar el efectismo sobre el espectador-, se da cuando se corre de lo biográfico y se introduce en los hechos concretos. Un ejemplo podría ser la reunión que entabla Marroquí con los hijos de dos de los políticos que su padre mandó a matar. consulta online medico online pediatra online medico online doctor online dermatologo online veterinario online veterinario online psychologist online consulta online abogado online abogado online abogado online abogado online abogado online psicologo online doctor online psicologo online abogado online abogado online Dicha escena es un acto reconciliatorio, que más allá del efectismo que puede llegar a provocar, evidencia al cine en toda su extensión como elemento de ayuda para cambiar la Historia. Hechos como los que desencadenó la película justifican medios y fin.