domingo, 1 de mayo de 2011

Crónica del Festival de Cine de Autor de Barcelona 2011 - Día 2


El segundo día del Festival fue una buena prueba de aguante ya que vimos tres películas seguidas, durando la última de ellas casi dos horas y media. Lo mas curioso es que la calidad de las mismas fue in crescendo, la primera la mas floja y la última la mejor, aunque eso si, aún no hemos visto ninguna película en el Festival (y ya van cinco) que nos haya convencido totalmente.

El día cinematográfico empezaba a las seis de la tarde, con el pase de la película para televisión, L’illusion comique, rareza francesa dirigida por el inclasificable actor-director Mathieu Amalric.



Un padre busca desesperadamente a su hijo, que huyó de la casa hace diez años, cansado de la tiranía paterna. Un corresponsal misterioso, Alcandre, "el hombre con llaves de oro" de un gran hotel parisino y detective aficionado, pretende revelar el destino del joven, grabado en cintas de video vigilancia.

Para su nueva película como director, Amalric recibió un encargo de la Comédie Française, que él aceptó de buen grado. Se trataba de adaptar una obra clásica en cinco actos de 1969 del gran Pierre Corneille, L’illusion comique. Lo primero que hizo Amalric fue situarla en un hotel parisino en la actualidad, pero conservando los textos alejandrinos. La verdad es que esta decisión del director convierte a esta película, en algo, aunque no novedoso porque ya se ha visto en otras películas, pero si arriesgado, ya que el hecho de trasladar una tragicomedia alejandrina del siglo XVII a nuestros tiempos cae en la complicación de alejar al público de la trama. Aunque consigue que finalmente entremos en este mundo, quizás la historia es demasiado de su tiempo y ahora se ve con mas distanciamiento. No podría decir que es una mala película, pero realmente tampoco me ha convencido en demasía. Eso si, los actores de la Comedia Francesa están excelentes.


La segunda película del día era la sur coreana Oki’s Movie del director de culto Hong Sang-soo.



La película presenta un triángulo amoroso entre una estudiante de cine, un profesor y un antiguo compañero de clase. Los tres personajes aparecen en cuatro historias diferentes. Un triángulo amoroso a lo largo del tiempo, en el que cada nueva relación es como un eco de la anterior.

Interesante base la de la nueva película de Sang-soo, con esos cuatro relatos de la misma historia de amor, situada en diferentes momentos de la vida de sus protagonistas y vistas desde la perspectiva de cada uno de ellos. Pero quizás la película da en algunos momentos la sensación de que se le acaban las ideas y que no sabe bien que contar, ya que las tres historias se hacen demasiado repetitivas, y eso que tocan momentos diferentes. Quizás el problema es no haber tratado cada segmento como una película independiente, dándole así mayor sensación de sorpresa. Pero bueno, a pesar de eso, es una película a ratos interesante y que se sigue con gracia.


Y por último la tercera película del día, Cold Fish la nueva cinta del inclasificable director japonés Sion Sono.



Shamoto tiene una pequeña tienda de peces tropicales que le permite una aburrida pero estable vida. Su segunda esposa Taeko, no se lleva muy bien con su hija Mitsuko, y eso le preocupa. Además, él también se siente de algún modo incompleto e insatisfecho con la vida que tiene. Un día, Mitsuko es sorprendida robando en un almacén. Allí se encontrará con un amable hombre llamado Murata que la ayudará a calmar las cosas entre ella y el director de la tienda. Murata también es dueño de una tienda de peces, y entre ellos nacerá una amistad. Mitsuko empezará a trabajar para Murata y vivir en su casa para evitar conflictos con su madrastra. Todo parece perfecto, pero Shamoto hará un sorprendente descubrimiento que puede cambiarlo todo.

Basada en hechos reales, la nueva película de Sion Sono es toda una mezcla de géneros, desde la comedia, al terror, la acción, el cine negro o el drama. Este batido de sensaciones tiene como siempre una parte positiva y otra negativa. Lo positivo y negativo se confluyen, ya que por ejemplo a pesar de sus casi dos horas y media la película no se hace pesada en ningún momento, aunque quizás un poco menos de metraje no le habría hecho ningún daño. También es interesante esa forma de pasar de la comedia al terror en pocos segundos, aunque quizás a veces eso confunde a la gente riéndose en cosas quizás mas macabras, pero claro, es que llega el punto que no sabes cuando se pone serio o se pone gracioso. Algunos actores están bastante bien, otros bastante sobreactuados. Esa es la sensación de dualidad que te produce la película cuando la estas viendo, con momentos mas brillantes y otros mas gratuitos. Aún así, finalmente la película es un buen entretenimiento.


Y el día finalizó, tocaba descansar porque hoy dos películas más, así que no os perdáis esta noche la nueva crónica!!!

2 comentarios:

David Amorós dijo...

Muy buena y completa crónica. Yo ayer también estuve viendo "Cold Fish" y me produjo también un cierto desconcierto. Al igual que tu, seguiré el festival, aunque por lo que veo en menor medida, en parte porque dispongo de poco tiempo y en parte, porque no se me ha aceptado la petición de acreditaciones y no me apetece pagar por ver las tres del día. Te seguiré leyendo. La de Hoo Sang-soo la veré seguro, aunque a mi también me produce esa sensación de civagar un poco que exp`licas. Sin embargo la crítica lo ama. En fin, te leo. Un abrazo.

Daniel Gálvez Casas "Pappoe" dijo...

Gracias por seguirnos David ;-). Cuando vayas a ir a otra película si quieres lo dices y podemos quedar para conocernos. Mi mail es cine_latino2007@yahoo.es.

saludos!!!