martes, 3 de mayo de 2011

Crónica del Festival de Cine de Autor de Barcelona 2011 - Día 5


Hoy ha sido una jornada relámpago, con solo una película. Tras unos días maratonianos (y los que quedan) era una buena oportunidad para relajarse un poco.

La elegida ha sido la película española Caracremada, dirigida por el catalán Lluís Galter, en la que es su ópera prima.



“Caracremada”, apodo utilizado por la guardia civil para referirse a Ramon Vila Capdevila, reflexiona sobre la resistencia libertaria al régimen de Franco a través del que fue su último guerrillero en activo. Cuando en el año 1951 la CNT decretó la retirada de sus hombres, Ramon Vila permaneció en los bosques del interior de Cataluña para reemprender en solitario su lucha. Ramon, último reducto de la vieja resistencia fundacional, se convierte en una sombra que es pura determinación, rechazo y lucidez obsesiva, encarnación de la lucha inefable.

Iba con mucho miedo a ver esta película, lo reconozco, por que a mi el cine contemplativo (¿a que esperan a nombrarlo nuevo género de cine?) como que no me va mucho, pero quería darle una oportunidad, quizás por ser de aquí o por tener una sinopsis cuanto menos interesante. Pero que queréis que os diga, a mi todas estas películas contemplativas me parecen lo mismo, todas tienen la misma formula, planos innecesariamente alargados, primeros planos descriptivos de cosas que no aportan nada a la historia, mucho juego con el sonido ambiental y pocas conversaciones, que cuanto mas intrascendentes sean mejor. Todo esto le da un toque de “Autor”. Y eso estaba muy bien en las 2500 primeras películas de este subgénero, pero ahora es una recurso fácil para poder vender la película rápidamente en los circuitos independientes. Tras unos pocos minutos en que la película parecía que no iba a ser tan horrible llegó la monotonía y repetición de formula: paisaje general, primer plano detalle, acción del protagonista en plano fijo durante un par de minutos, fundido en negro y volver a empezar… paisaje general, primer plano detalle… Esta formula la usan ya un largo número de directores, desde Apichatpong Weerasethakul, Carlos Reygadas, Lisandro Alonso, Hou Hsiao-Hsien, Amat Escalante, Javier Rosales, Albert Serra, Corneliu Porumboiu, Javier Rebollo, y un largo etcétera, así que ya ni siquiera es novedoso, pero claro han visto que esta formula le encanta a la crítica “especializada” (lo que hace querer ir contracorriente, ains) así que siguen con el chollo. Pero bueno, si alguién se siente molesto con este comentario espero que no se lo tome a mal, es solo mi personal e intransferible opinión, respeto muchísimo a quién le guste, pero lo siento, si esto es buen cine yo me bajo. Eso si, hay una cosa que puedo decir a su favor, no es de las peores contemplativas que he visto.

Y después de esto a descansar que mañana nos espera una nueva doble sesión. Hasta mañana!!!!

3 comentarios:

David Amorós dijo...

Pese a que a mi me gusta el cine contemplativo y que algunos de los directores que citas me parecen genios (Weerasethakul lo es) sí que comparto contigo un cierto apalancamiento del cine de em general repitiendo patrones que funcionan, tanto el comercial, como el independiente americano, como el de autor más intelectual o cinéfilo. Craracremada no la he visto, así que no puedo opinar, pero me interesa bastante. Tu opinión es tan respetable como cualquier otra, pero en este caso, no se asemeja a la mía. Te sigo leyendo. Un abrazo.

Jeur dijo...

Comparto el cuestionamiento al cine contemplativo...aunque a veces, más que contemplativo es ensimismado, solo propone el espectaculo de ver crecer la hierva. Para mi, muchas lo que se defiende como el cine más refinado, a veces es el anticine. Albert Serra, un cantamañanas sin vergüenza alguna, es el caso más evidente (y patético).

Daniel Gálvez Casas "Pappoe" dijo...

David: como cualquier película siempre lo mejor es verla uno mismo, porque lo que a uno le parece horrible al otro le encanta, esa es la magia del cine (y de la vida) ;-). Caracremada no es la peor que he visto de este "sub-género" pero es que no me convence este estilo y mira que lo intento... Un abrazo.

Jeur: Justamente de Albert Serra no he visto ninguna de las dos, porque como es lógica me dan bastante miedo, pero curiosamente me atraen un poquito (seré masoca jejeje). Un abrazo