jueves, 27 de septiembre de 2012

Crónica del Festival de San Sebastián 2012 - Día 6


Sexta jornada y la verdad no una de las mejores. Hoy he visto 5 películas, empezando a primera hora de la mañana con la china All apologoies, continuando con la argentina El último Elvis. He seguido a la tarde con dos consecutivas, la chilena Carne de perro y la iraní Rhino Season. Para acabar, ya a media noche, otra chilena, No de Pablo Larraín. Al ataque.

All Apologies


Después de que su hijo muera en un accidente, Cheng exige a Zhen, la esposa del conductor culpable, que le compense con otro niño. Agobiada por la sentencia del tribunal, las facturas médicas y la amenazadora conducta de Cheng, Yu tiene que hacer frente a las paradojas de una decisión inmoral.

Dramón del quince, con muerte de niño, drama familiar, problemas de pareja y violación, vamos que lo tiene todo. Si fuera americana directa a la tele un domingo tarde pero como es de una realizadora prestigiosa (la china Emily Tang), pues venga, a la Sección oficial. No voy a decir que sea mala, incluso sus actores estan bastante bien, pero es que es tan típica que sabe a rancio, y lo peor el final, con letreritos de lo que paso estropeando bastante la película, no vienen a cuento y cambian el tono de la película.

Nota: 5/10

El último Elvis


El último Elvis se centra en un hombre (John Mclnerny) que vive en un olvidado barrio de Buenos Aires como si fuera la reencarnación de Elvis Presley. Ya a punto de llegar a la edad que Elvis tenía al morir, la decisión de seguir a su ídolo hasta el final y la lucha por evitar que la realidad se le venga encima, lo embarcarán en un viaje de locura y música. 

Divertida a ratos, emocionante a otros, pero sobre todo muy humana. Reconozco que al principio me ha costado conectar, pero la película va increscendo hasta su gran final. La película se podría dividir en dos partes (aunque se entremezclan), la relación de Carlos (el doble de Elvis) con su ex mujer y su hija por un lado y su vida como imitador de Elvis Presley, aunque el no se considera imitador, se ve casi como una reencarnación, por otro lado. La parte familiar, aunque esta bien, es muy facilona, con el hombre teniendose que hacer cargo de su hija cuando ni quiere ni esta preparado. Lo que la hace mejor de la media es la parte de Elvis, viendo como el personaje trabaja, o más bien, vive para el personaje, no solo es su trabajo, también es su pasión. El actor principal, John McInerny esta espectacular, y más averiguando después que no es actor, es arquitecto e imitador de Elvis en sus tiempos de ocio y que antes de tener el papel principal era el coach del actor que había sido elegido, pero 4 meses antes del rodaje se cayo del proyecto y fue cuando el director, tras hacerle una prueba de cámara, le dio la oportunida a McInerny, y vaya lo bien que le ha salido. Para acabar no me gustaría dejarme lo que para mi es lo mejor de la película, su maravilloso final, del que no quiero contar nada para no estropearlo, pero es realmente memorable.

Nota: 7/10

Carne de perro


"Carne de Perro" aborda un período complejo en la vida de Alejandro (55), un solitario, frágil e impredecible hombre, atormentado por la hostilidad de su misterioso pasado. Es la historia de un hombre que busca una nueva identidad, pero que se pierde entre sus propios fantasmas y obsesiones: un hombre que comienza peligrosamente a desentrañar y cuya percepción de la realidad está distorsionada. "Carne de perro" cuenta la historia, en 2010, de una de los torturadores de la dictadura de Pinochet en su intento por redefinir y darle sentido a su existencia.

 Y pasamos de una buena película a la que se ha convertido en la peor del festival, superando a Volver a nacer. La chilena Carne de perro es un buen ejemplo de como 80 minutos de cine sin ritmo pueden parecer 6 horas. No pasa nada en toda la película, solo una sucesión de escenas sin emoción ni interés, con una interpretación bajo mínimos de Alejandro Goic, su protagonista. Como curiosidad comentar que Alfredo Castro (Tony Manero, Post Mortem) tiene un cameo en su parte final y Catalina Saavedra (protagonista de La nana) sale en una mini escena diciendole una frase a un personaje, casi de fondo... ¿para eso contratas a una actriz de ese nivel? ¿para usarla de extra?. Ya faltaba la película vacia del festival, por fin llegó.

Nota: 2/10

Rhino Season


Sahel (Beren Saat), un poeta kurdo-iraní es liberado tras pasar treinta años en prisión y trata de reunirse con su esposa (Monica Bellucci), que lo cree muerto.

Yo no se si es ya por cansancio, por saturación de películas o porque simplemente es floja, pero la nueva película del iraní Bahman Ghobadi, ganador de dos Conchas de Oro, se me ha echo muuuyyy cansina. Si, es muy bonita visualmente, más por el buen trabajo del director de fotografía que del director, pero es que es pretenciosa y pedante, y lo peor, no aporta nada. Si, mucha metáfora por aquí y por allá, pero ¿que más?, de eso solo no puede vivir una película. Me da la sensación con esta película que el director se ha gustado mucho, que se ha dicho "que bueno soy", pero lo siento, yo no he conectado. Muchas buenas imagenes, poemas de fondo, pero al fin y al cabo es un culebrón muy bien maquillado. Como dice el refrán, "aunque la mona se vista de seda, mona se queda". Por cierto, como supongo que le darán la Concha de Plata por su interpretación (peloteando ya que ha venido es un muy guapa, fashion y famosa), comento que Monica Bellucci esta bien, pero tampoco para tirar cohetes. Cara de pena y de dolor y poco más, registro plano. Eso si, esta muy buena...

Nota: 4/10

No


García Bernal interpreta a un ejecutivo de publicidad que diseña una campaña brillante y optimista para poner fin a la dictadura militar en Chile y derrocar a Augusto Pinochet. Comedia negra sobre el plebiscito de 1988 y específicamente sobre la campaña del "No".

Menos mal que el festival nos sigue regalando joyas como No, y así no decaer en el cansancio y la saturación. La carrera de Pablo Larraín es para mi algo irregular ya que tras empezar con Fuga, su interesante opera prima, llegó la que es su película más floja, Tony Manero, para volver a levantar cabeza con la resultona aunque algo irregular Post Mortem. Todas ellas tenian algo en común, su ritmo pausado, con pocos diálogos y alguna situación surrealista. Pero Larraín ha roto con todos estos automatismos para mostrarnos la que es sin duda su mejor película, No, una cinta que trata sobre política, pero todo bajo el prisma del humor, con momentos absolutamente brillantes y una agilidad de diálogos excepcional. No, demuestra que se puede hacer cine político inteligente pero con dosis de humor. Ovación merecida la que se ha llevado del valiente público que la ha visto hoy a las 12 de la noche. Chapeau Larraín.

Nota: 7,5/10

5 comentarios:

David Amorós dijo...

Bueno, por ser el día de vega te has dado un buen chute de pelis. De lo dicho paso de "All apologies", obviamente de la chilena, me anoto "El último Elvis" y "No", a la que ya empiezo a tener muchas ganas y supongo que pese a tu crítica mala, la iraní puede ser el tipo de cine que a mi me gusta, además vi muy buenas opiniones en twitter, así que la veré, a ver si estoy de acuerdo o disiento contigo. Solo en lago estoy seguro que no discutiremos, la Bellucci está muuuuuy buena.
Un abrazo.

Daniel Gálvez Casas "Pappoe" dijo...

Pues si, puede que la de Rhino Season sea más de tu agrado, a mi me recordo mucho a Once time in Anatolia. El último Elvis y No valen muchísimo la pena. Un abrazo.

BCNdays dijo...

A Rhino season le falta alma y cierto NO se ha destapado como uno de los peliculones del festival, sorprendente el giro de Larraín. Un abrazo!

Anónimo dijo...

A mi El último Elvis me pareció bueno, pero no tanto. Fui con mucha espectativa y me quedé con ganas de más. Igual esta bien la película. Esperando poder ver No. La única que vi de este director es Tony Manero, y me decepcionó bastante. Ahora veo que dices que es la peor, así que esperemos ver esta a ver si es tan buena como parece.
Raul V.

John Prskalo (Edgar Morton) dijo...

NO me llama mucho la atención, espero que se acabe estrenando aquí. Aunque últimamente no tengo fe en nada sobre estrenos en España.

Un abrazo.