sábado, 29 de septiembre de 2012

Crónica del Festival de San Sebastián 2012 - Día 8

Bueno, pues hoy es el último día del festival pero antes os contaré la jornada de ayer, el octavo día de proyecciones donde me vi 5 películas. El hipnotista de Lasse Hallstrom, The angel's share de Ken Loach, 7 cajas de Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori, El cuarteto de Dustin Hoffman y Io e te de Bernardo Bertolucci. Jornada bastante decente la de ayer. Vamos a detallar lo visto.

El hipnotista


El salvaje asesinato de una familia en su casa de Estocolmo inicia una investigación policial. La falta de pistas hace que el comisario judicial Joona Linna solicite la ayuda de un afamado hipnotizador, Erik Maria Bark, para interrogar al único superviviente: un chico de 15 años, en estado de shock. La investigación toma un giro inesperado cuando el hijo de Bark es secuestrado. Joona y Erik Maria tendrán que trabajar juntos para resolver ambos misterios. Adaptación de la novela negra de Lars Kepler.

Thriller con factura televisiva, indigno de una sección oficial. La película no es mala, simplemente es que no aporta nada al ya de por si manido tema de asesinos, pero lo que da más lástima es que algo tan mediocre venga de las manos de Lasse Hallström, el director que nos hizo llegar grandes películas como Las normas de la casa de la sidra, Chocolat o Atando cabos. Solo 2 o 3 cosas la salvan de caer directamente en la nada, entre ellas su escena final que funciona bastante bien, pero es de esas películas que tal como consumes te olvidas de ella. A Hallström hay que pedirle mucho más.

Nota: 5/10

The Angel's Share


Robbie es un joven de Glasgow que va un día a la maternidad a ver al bebé que acaba de tener su chica, Leonie. Cuando coge en sus brazos al recién nacido, Luke, Robbie se conmueve y jura que su hijo nunca tendrá que llevar la vida que él ha soportado, llena de problemas y con unos cuantos delitos en su pasado. En los servicios de la comunidad, Robbie conoce a Rhino, Albert y Mo, para quienes el trabajo es también un sueño lejano. Harry, el educador que les han asignado, se convierte en un mentor al iniciarles en secreto en el arte del whisky. Robbie descubre que tiene un verdadero talento de degustador y muy pronto es capaz de identificar las barricas de los destilados más singulares y más caros. Junto con sus tres compadres, ¿se va a contentar Robbie con utilizar ese don para seguir con su vida de pequeños delitos o decidirá transformarlo en un nuevo porvenir lleno de promesas? Solo los ángeles lo saben...

Creo que al igual que yo, mucha gente iba con miedo o recelo a ver la nueva propuesta del británico Ken Loach (aunque reconozco que su anterior película, Route Irish, me gustó), quizás porque su ya tan machacada crítica social había perdido el interés, pero por suerte, al igual que hizo con Buscando a Eric, Loach trata de fondo la crítica social pero apoyandose sobre todo en una comedia que funciona, con buenos y entrañables actores y una historia que desecha simpatía por todos sus poros. Sorprendió a la gran mayoría.

Nota: 7/10

7 cajas


Víctor es un carretillero de 17 años que trabaja en el Mercado 4 de Asunción. El mundo del mercado es hostil, competitivo y hay miles como él esperando llevar cosas. Victor necesita moverse para conseguir algo de plata ese dia. Recibe entonces una propuesta algo inusual, transportar siete cajas de las cuales desconoce su contenido, a cambio de 100 dólares. Con un teléfono móvil en préstamo, que utiliza el contratista para ir marcando por cual calle trasladarse, Victor emprende el viaje. Cruzar las ocho manzanas que cubre el mercado parecía fácil pero las cosas se le van complicando en el trayecto. Se hace de noche y Victor entiende que ahora es cómplice de algo demasiado peligroso.

Primero, para situarnos en contexto, comentar que la cinematografía de Paraguay es una de las menos fructiferas del mundo, con muy pocas películas, ya no por año, incluso por década, y sin una buena industria o escuelas de cine potentes en que apoyarse. Dicho esto nos llega al festival 7 cajas, el debut en largometraje de  Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori, que anteriormente había dirigido la serie de televisión La Chuchi. Pues de 7 cajas puedo decir que aunque quizás no es mi película del festival si que estaría posiblemente entre las primeras y eso viniendo de una cinematografía tan poco desarrollada es una gran alegría. Bien dirigida, incluso diria brillantemente en algunos momentos, mezclando muy bien la comedia, con el cine de acción, la crítica social y las aventuras. Con momentos que recuerdan al mejor cine de acción hongkonés, por sus mercados o ese final tan potente, e incluso al cine de terror, con una amenza constante de ese enemigo que acecha. La verdad es que es una de las sorpresas de esta edición y para mucho la mejor película de festival, mucho mérito teniendo que competir con película de Haneke, Costa-Gavras, Bertolucci o Trueba entre otros.

Nota: 7,5/10

El cuarteto


Un grupo de viejos amigos que viven en una especie de residencia para cantantes de ópera retirados organizan cada año, coincidiendo con el aniversario de Giuseppe Verdi, un concierto para recaudar fondos que les permitan mantener la casa en que viven. Los problemas surgen con la llegada de un nuevo residente que resucita una antigua rivalidad entre dos divos.

El debut del gran Dustin Hoffman en la dirección es una pequeña película que homenajea a los músicos retirados, pero también es una bonita historia de amor, amistad y viejos recuerdos entre unos personajes que se acercan al final de sus vidas. Hoffman consigue una película de estas que dibuja siempre una sonrisa en tu rostro, que quizás sabes que no es algo espectacular, pero que es muy "mona" y que te alegras de haber visto. Buena y acertada manera de clausurar el festival. Estupendos su cuarteto protagonista y el siempre interesante Michael Gambon.

Nota: 7/10

Io e te


Describe la historia de un adolescente de catorce años que engaña a sus padres con una coartada de una esquiada entre amigos para, en realidad, pasar esos días en un sótano con la intención de ayudar a su hermanastra mayor a superar su adicción a la heroína.

Por problemas de entradas había decidido descartar finalmente la última película de Bertolucci pero como tras su primer pase las críticas eran muy buenas me decidí a lanzarme a la aventura y plantarme a las doce de la noche en la puerta del Kursaal 2 para ver si no se llenaba la sala y me dejaban entrar con la acreditación, y así fue, faltando 1 minuto nos dejarón entrar. La verdad es que quizás por tener de golpe las espectativas muy altas la película no me acabó de convencer. Si es verdad que los dos jovenes actores estan bastante bien, que la idea es interesante, pero a mi se me hizo algo pesada y creo que el desarrollo de su relación no es del todo creible, viendo los grandes problemas que tienen ambos. Aún así se puede ver.

Nota: 5/10

3 comentarios:

John Prskalo (Edgar Morton) dijo...

Genial lo de 7 cajas, ya podrían haberla programado para Sitges.

En cuanto a las otras pues bueno, intentaré encontrar un hueco para ver la de Loach y las demás pues para Emulevisión o por el Plus, jeje.

Un abrazo.

Daniel Gálvez Casas "Pappoe" dijo...

Hey, pues la de Loach te puede gustar porque es muy a lo Buscando a Eric. Y la de 7 cajas esta muy guapa, pero tampoco esperes una maravilla que luego ya sabes que pasa :-). Nos vemos mañana!!

David Amorós dijo...

Pues la de Hallström se veía venir. Este hombre es más meloso y más sobrevalorado...
En cambio yo hace mucho que he perdido algo de la fe en Loach, así que una película suya recomendable, ni que sea cambiando de registro y siendo más bien amable y entrañable es buena noticia.
Con la 7 cajas estoy muy picado y pasa a ser una de las próximas pelis que más espero. Leí por ahí que ya tiene distribución española, así que será cuestión de esperar. Y bueno, ni la de Dustin Hoffman ni la de Bertolucci me llaman demasiado. Genial cobertura un día más. Un abrazo.