jueves, 3 de mayo de 2012

Crónica del Festival de Cine de Autor de Barcelona 2012 - Día 6


Por fin las dos primeras películas latinas llegan al D’A 2012 y curiosamente pudimos ver la mejor y peor película hasta el momento. Por un lado la contemplativa película boliviana Los viejos (2011) de Martín Boulocq y por otro el político film argentino El estudiante (2011) de Santiago Mitre. Para redondear el día cerramos con Breathing (2011) del austriaco Karl Markovics.

Los viejos


Los viejos es una historia que se sitúa al sur de Bolivia y cuenta el reencuentro de una familia. Toño, hijo de padres desaparecidos en la dictadura, vuelve a su pueblo natal, al sur de Bolivia, después de muchos años de ausencia. Las cosas han cambiado desde que fue echado de su hogar. Mario, su tío y padre adoptivo, está gravemente enfermo, y Ana, su prima hermana y amor de adolescencia, ahora es madre soltera de un niño a quien él verá por primera vez.

No quiero explayarme mucho en esta película porque me repetiría demasiado y siempre con los mismos argumentos así que iré al grano. Película vacía, con una anécdota como historia que encima peca de falta de interés, actuaciones mecánicas y alargamiento innecesario de las escenas hasta llegar al tedio. Como positivo algunos puntos de la dirección con eso juego con los reflejos y una hermosa fotografía, ah, y que solo dura 72 minutos que lo peor es que muchas otras películas contemplativas se alargan hasta las dos horas. Y ya, que podría coger cualquier crítica que haya hecho de otras cintas contemplativas y hacer un copiar y pegar porque todas son fotocopias de lo mismo. Lastima que sus guiones de media hoja acaben en la basura mientras ruedan la película…

Nota: 2/10

El estudiante


El estudiante es Roque Espinosa, un joven del interior que llega a Buenos aires para cursar sus estudios universitarios. No pasa mucho tiempo hasta que se da cuenta de que no está ahí para estudiar. Sin vocación y sin rumbo se dedica a deambular por la facultad, a hacerse amigos, a conocer chicas. Una de ellas, Paula, una profesora adjunta de la facultad, es quien lo introduce en la militancia política. Roque empieza a asistir a las reuniones de su agrupación, a relacionarse con los otros miembros. Conoce a Alberto Acevedo, un viejo político retirado que se dedica a formar cuadros desde su cátedra en la Universidad. Junto a él, Roque aprende los códigos de la política y a manejarse como un dirigente estudiantil, y siente que por fin ha encontrado su vocación.

Menos mal que tras el tedio absoluto llegó la, hasta el momento, mejor película del festival, la argentina El estudiante, del debutante Santiago Mitre. Un muy buena película con la política como actor principal donde vemos como unas elecciones (y toda su preparación) para el rectorado de una universidad de Buenos Aires se convierto en un thriller con engaños, manipulaciones y traiciones. Lo más duro es ver que esta película se puede extrapolar fácilmente a la política a nivel general y eso es uno de los puntos fuertes de la película. Muy recomendable.

Nota: 7,5/10

Breathing


A veces, la vida nos ofrece una segunda oportunidad, pero esta puede venir acompañada de situaciones delirantes y de largos silencios que nos incomodan. Esto es lo que debió pensar Karl Markovics al empezar a trabajar en su ópera prima, protagonizada por un joven solitario que está encerrado en un centro de menores hasta que encuentra trabajo en la morgue de su ciudad. Un enfoque costumbrista para una historia sobre la entrada en el mundo adulto, que nos permite reflexionar sobre el amor, la muerte, el concepto de familia y, sobre todo, la libertad. Un sentimiento representado por una piscina y la necesidad de respirar cuando estás en el fondo.

Cuando salió la programación marqué esta película como prioritaria ya que quería ver el debut en la dirección del gran actor austriaco Karl Markovics (Los falsificadores). Y la verdad es que me resultó muy interesante. Es una película minimalista y con bastantes silencios pero que tiene una historia muy atractiva y esta facturada impecablemente. Destacar la contenida interpretación de su joven protagonista Thomas Schubert y la sobria dirección de Markovics. Una de las joyitas a descubrir del festival.

Nota: 6,5/10

3 comentarios:

David Amorós dijo...

Más o menos de acuerdo en la valoración de "Los viejos" (la rajaría un poco menos) y para nada en la teoría de catalogar todo el cine contemplativo por igual. Pero éso ya lo sabes. Al final veré hoy "El estudiante". Ya te diré. Qué vaya bien hoy. Un abrazo.

Daniel Gálvez Casas "Pappoe" dijo...

Bueno, pues ya me dirás que te parece El estudiante y se puede dale una oportunidad a Breathing, vale la pena. Un abrazo y nos vemos mañana!

BCNdays dijo...

A mi también me ha gustado bastante El estudiante, quizás no la que más del festival pero está entre ellas. Tomo nota de Breathing, no creo que la pueda ir a verla el sábado pero para otra ocasión. Un abrazo!